Si la visita del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador a su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, es como dice el gobierno de México, para agradecerle su apoyo para la firma del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y para que empresas privadas hayan vendido material y equipo médico para atender a pacientes con coronavirus, no es un motivo suficiente, afirmó el presidente de la Federación de Clubes Zacatecanos en Texas Fort Worth, Francisco Álvarez Calderón.

Entrevistado vía telefónica dijo: "Para eso lo hubiera hecho a través de una videoconferencia, y no de una manera tan comprometedora como el ir hasta allá a visitarlo”.

Recalcó que el presidente Trump ha hecho “tantas y tantas afrontas a nuestra comunidad, que el gobierno mexicano ha sido excesivamente prudente frente a todas esas agresiones constantes, no sólo contra nosotros, sino contra México y nuestra cultura”.

Por ello, consideró que, más que nada, “lo que suena” es que el presidente Trump usará al presidente López Obrador con fines electorales.

En su opinión, la presencia de López Obrador en Washington “representa un espaldarazo” a un presidente estadounidense que trata mal a los mexicanos radicados en esa nación.

Reprocha no abrir un espacio a mexicanos

Francisco Álvarez Calderón criticó el hecho de que el presidente López Obrador haya decidido no abrir un espacio en su agenda para reunirse con la comunidad migrante. 

Así como dijo que nada más va a ir a reunirse directamente con el Presidente y se regresa, pues no nos suena que esté realmente preocupado por la comunidad migrante”. 

Recalcó que hubiera justificado más una visita si les hubiera abierto un espacio para platicar con ellos y conocer cuales son sus problemas en estos momentos particularmente difíciles para muchos de ellos

Resaltó que hay muchos otros motivos de más peso por los que López Obrador debería acudir a Estados Unido, como “venir a visitarnos y reunirse con nosotros o abrirnos la puerta para reunirnse con nosotros en la Ciudad de México, pero ni eso nos ha permitido”.

Dijo que si en las administraciones federales mexicanas los migrantes en Estados Unidos se habían sentido desprotegidos “ahora peor”.

“Nos tiene totalmente abandonados, no nos han concedido ninguna audiencia. Lo hemos externado por muchos medios y no ha habido forma de llegar a él”.

Álvarez Calderón expuso que, desde que se conoció la intención del mandatario mexicano de acudir a Washington, varias organizaciones migrantes hicieron público su descontento debido al “abandono” en que el gobierno mexicano tiene a las comunidades de connacionales en territorio estadounidense, así como por la eliminación de algunos programas para ayudarlos. Dijo que ese documento se le hizo llegar a la embajadora de México en Estados Unidos, Martha Bárcena Coqui.

Comentó que el gobierno tampoco les hizo caso cuando solicitaron entablar una comunicación para manifestarle la situación que estaban atravesando, debido a la pandemia de Covid-19 y presentarle un propuesta concreta para apoyar a los mexicanos indocumentados y con residencia legal, que están en el desamparo en ese país y que se convertían en una comunidad altamente vulnerable a la enfermedad.

Nosotros proponíamos algunas formas de ayudar y le pedíamos al gobierno se pusiera las pilas y apoyara de alguna manera y no tuvimos respuesta.

Dijo que ante esa actitud del gobierno del presidente López Obrador, organizaciones de mexicanos en esa nación se han unido para poner en marcha una serie de medidas a los compatriotas para evitar contagios del nuevo coronavirus o atenderlos en caso de adquirir la enfermedad, así como para apoyarlos con alimentos.

[email protected]

kg