La conferencia mañanera de este lunes fue distinta, la razón: las mujeres. A través de comentarios en redes sociales y en las plataformas las mujeres levantaron una movilización virtual en conmemoración del Día Internacional de la Mujer.

Cada 8 de marzo millones de mujeres en el mundo toman las calles en recordatorio de los derechos y terrenos conquistados y de todos los pasos que faltan por avanzar. En un país en donde 10 mujeres son asesinadas en promedio cada día, las mujeres iniciaron el día con una ola verde y morada de protestas contra los acontecimientos de complicidad patriarcal en el gobierno, desigualdades laborales y violencia feminicida.

Con tags como #UnVioladorNoSeraGobernador, #PresidenteRompaElPacto, #NoSoyUnBotDelPartido, las mujeres llenaron el chat virtual de la conferencia matutina este lunes, después de que el Palacio Nacional, hogar de la familia presidencial, fuera cercado con vallas protectoras. Para impedir el acceso de las movilizaciones físicas, el fin de semana previo al 8 de marzo fueron levantadas estas protecciones, que más tarde las mujeres, activistas y familiares de víctimas de feminicidio usaron para pintar uno por uno los nombres de las niñas y mujeres que nos faltan.

El objetivo de esta ola de protestas virtuales es visibilizar la falta de acción del gobierno en un país en donde ni la pandemia ha logrado disminuir los feminicidios, los homicidios dolosos contra mujeres, la desaparición forzada, las violaciones o la violencia doméstica.

Cientos de mujeres, que optaron por permanecer en casa esta vez como medida preventiva ante la emergencia sanitaria, se unieron a este llamado virtual para exigir al presidente Andrés Manuel López Obrador poner a las mujeres como prioridad no sólo en el discurso, también en el presupuesto y en las políticas públicas.

Por su parte, otros cientos de mujeres convocaron a la protesta física con el uso de cubrebocas y las medidas básicas sanitarias. Este 8 de marzo se ratifica la lucha de las mujeres por sus derechos, por el acceso a una vida libre de violencia, por romper las barreras labores, por erradicar con los estigmas y roles de género, por la igualdad de oportunidades y por la justicia para todas las mujeres a quienes aún no les llega.

La protesta fue convocada por colectivos feministas en días previos a través de Twitter, Facebook e Instagram. Las mujeres hicieron hincapié en compartir a través de estas redes sociales la participación en la protesta con la finalidad de legitimarla y evitar confundirla con bots. El espacio de la conferencia mañanera fue elegido precisamente para visibilizar la ausencia de políticas públicas y acciones gubernamentales encaminadas a erradicar la violencia de género en cualquier expresión.

El chat de las redes sociales en donde se transmiten las mañaneras, regularmente, está lleno de bots y comentarios violentos y agresivos.