Al menos 14 policías murieron en un ataque armado en el municipio de Aguililla, en el estado de Michoacán, una región golpeada por la violencia ligada al crimen organizado, informaron este lunes autoridades.

La Secretaría de Seguridad Pública federal condenó en Twitter "el ataque en el que murieron 14 agentes policíacos en Aguililla Michoacán", y ofreció su equipo para dar con los agresores.

Por su parte, las autoridades locales lamentaron la agresión y dijeron también en esa red social que "se llevan a cabo las actuaciones de ley para dar con los responsables".

Según versiones de la prensa local, los policías estatales fueron emboscados en la mañana por hombres a bordo de camionetas blindadas, quienes también habrían incendiado varias patrullas.

Michoacán es un estado golpeado por la presencia de diversas organizaciones criminales, cuya presencia provocó el surgimiento de grupos de autodefensa hace unos seis años.

El 30 de agosto, un enfrentamiento entre dos grupos armados dejó nueve muertos y 11 heridos en el poblado de Tepalcatepec, a 75 kilómetros de Aguililla.

En ese mismo mes, fueron hallados los cuerpos de 19 personas en la ciudad de Uruapan, en el centro del estado.

El gobierno lanzó a finales de 2006 una polémica ofensiva militar contra el crimen organizado que es señalada por especialistas y defensores de los derechos humanos como una de las principales causas del incremento de la violencia en México.

Según cifras oficiales, desde entonces se han registrado más de 250,000 asesinatos, aunque no se detalla cuántos casos están ligados al combate contra el crimen.