Luego del estado de emergencia que trajeron los recientes sismos y que afectaron a varios estados del país, por lo menos ya hay ocho casos sobre los que la Fepade investiga la retención de apoyos a damnificados y su uso para fines electorales. 

Al hablar con medios, Santiago Nieto, titular de la Fepade detalló que, derivado de las necesidades tras el sismo del 19 de septiembre, tuvieron seis denuncias.  

 

En los estados se investiga a una diputada federal en Puebla, un asunto más es contra Víctor Manuel Báez Ceja, presidente municipal de Pátzcuaro, en Michoacán; también está en curso la investigación en Morelos, gobernado por Graco Ramírez, donde se acusó al DIF estatal de concentrar el apoyo a los damnificados.

 

A la par se investigan un caso más en Irapuato, Guanajuato y también el Estado de México.

 

En la Ciudad de México, dijo que también tienen abierta una investigación en la delegación Coyoacán, por el uso de material etiquetado para el PRD; y al tener conocimiento de un caso en Venustiano Carranza donde se presume el ocultamiento de apoyos, el fiscal electoral afirmó que de oficio se abrirán las pesquisas.

 

Santiago Nieto también relató que hay una investigación en curso para el caso de Juchitán, Oaxaca, la comunidad devastada por el sismo del 7 de septiembre, donde se investiga la retención de apoyos a damnificados.

 

Explicó que este tipo de conductas se utilizarán dos líneas de investigación: primero tendría que ver el peculado electoral, es decir el desvío de fondos para fines políticos; y la segunda, aportaciones ilícitas a un partido político. Una vez acreditadas las conductas, se podría proceder penalmente.

 

En el caso de Pátzcuaro, Morelos y Puebla, Santiago Nieto detalló que las pruebas consisten en vídeos donde aparece retención de los vehículos y el reetiquetamiento de los mismos. 

 

"En caso de actualizar que ese reetiquetamiento o el condicinamiento de programas sociales haya sido en favor de un partido político, eso actualizaría la competencia de la Fepade para conocer respecto del acto de responsabilidad penal que pudieran incurrir los dirigentes partidistas o los servidores públicos", estimó. 

 

El fiscal también exhortó a los funcionarios públicos y partidos políticos a no lucrar con la tragedia en un proceso electoral que apenas arranca.

 

“Desde los primeros días posteriores a la tragedia del 19 de septiembre, hubo un llamado por parte de la fiscalía para que ningún actor político o social, de ninguna corriente o ideología política, lucrara con una tragedia que nos duele a todos y todas los mexicanos”, solicitó.