Ya con colmillo político, aún no retorcido, colaboradores deficientes y torpes, que no ayudan, sí estorban, el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, se aventó al ruedo rumbo al 2018, pese a: ¡Fuera. Fuera! Que salieron de invitados’’ de la CNTE en una marcha campesina al Zócalo, donde no hubo restricción que conmemoró el 137 aniversario de Emiliano Zapata por integrantes de UNTA, FAC y CIOAC.

La Plaza de la Constitución, una plancha casi 47,000 metros cuadrados, es muestra de músculo’’ para cualquier político, donde pueden juntarse en ese espacio sin problema alguno a 250,000 personas y en sus alrededores, hasta un millón de gentes, por eso Mancera Espinosa, asistió como invitado’’ donde recordó que la capital, aunque es una urbe todavía tiene campo’’ y espacio para la libertad de expresión’’.

Al ser abucheado por los infiltrados’’ de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), que nos tiene hasta la progenitora por sus bloqueos, ahora fueron campesinos e indígenas de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA), Frente Auténtico del Campo (FAC) y Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (CIOAC), quienes lo arroparon.

El mandatario capitalino logró el reconocimiento de ese gremio social, después que apoyo a explotados de San Quintín’’ desde el 2013, donde recordó que pese a que el entonces Distrito Federal, era una plancha de cemento que se sigue extendiendo, persisten zonas agrícolas como Xochimilco, Magdalena Contreras, Milpa Alta, Cuajimalpa, las cuales son quienes suministran la mayoría de legumbres a la capital.

En lo poco que pudo decir, porque no se animó a más, al estar en la tarima de la Plaza de la Constitución, fue que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) recomienda que nuestro país debería importar entre 20% o 25% de productos alimentarios, sin embargo, la nación importa el 40% de los mismos, por lo que la tendencia debe cambiar y ser auto sustentable, que se puede lograr a través de un nuevo Pacto Social’’.

En la ceremonia para recordar el nacimiento del Caudillo del Sur’’, Mancera Espinosa no se metió en más asuntos, pero sabe que 2018 está cerca y no puede esperar a que su ahora acérrimo’’ rival de una de las izquierdas’’ locales de Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Andrés Manuel López Obrador, use el terreno que él, gobierna para mandar mensajes no solo a capitalinos, sino a nivel nacional. Simple el sitio es suyo.

Los contingentes que nos desquiciaron’’ en la capital, salieron de la Plaza de las Tres Culturas, Tlatelolco, monumentos de la Revolución y Lázaro Cárdenas, además Ángel de la Independencia, contingentes que tuvieron el apoyo’’ de tránsito y Fuerza de Tarea sin ningún inconveniente, calculados en unos 20,000 acarreados’’ que llegaron con transporte, desayuno y orientación.

¿Hay preguntas?

Ahí va en camino con programas de incrementar el salario mínimo, médico o abogado en tu casa y demás, como uniformes, útiles, que hasta partidos Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN) o Revolución Democrática (PRD), como fuerzas políticas lo hacen, cuestionados por El Rayito de Esperanza o líder la República del AMOR’’, López Obrador. ¡Son!

Y el mensaje va igual para otros suspirantes’’ del PAN, Margarita Zavala, cónyuge del expresidente Felipe Calderón Hinojosa, ése que pateó el panal contra cárteles de la droga a petición’’ de Estados Unidos y nos dejó un chingo’’ de muertos o el líder nacional del blanquiazul, Ricardo Anaya, a los cuales, el rostro’’ ´priísta, que sigue con capucha, Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, pidió cuentas.

COMMODATO

Abogo para que regrese de inmediato Alfredo Castillo Cervantes, presidente de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE), ante el éxito de la delegación mexicana en Río 2016’’, que venga a solucionar problemas de Oaxaca, Guerrero, Chiapas y Ciudad de México por favor, demostró tanta capacidad para solucionar problemas, no desnutrición, mafias deportivas, pero sí de delincuencia, sobre todo en Michoacán.