Durante los primeros tres meses del 2010, se revirtió la tendencia a la baja que reportaba la inflación general en México. En particular, durante enero, febrero y marzo, la inflación general anual se situó en 4.46, 4.83 y 4.97%, respectivamente.

En esos tres meses, dicha evolución estuvo altamente influida por el comportamiento del subíndice de precios no subyacente, pero particularmente por los precios de los productos agropecuarios y, específicamente, por el precio de la cebolla y el jitomate.

En este mismo espacio se mencionó que durante enero del 2010, el índice de precios de la cebolla se incrementó de manera significativa debido a que las cosechas de Guanajuato y Michoacán, habían finalizado; en Morelos ocurrieron lluvias extemporáneas y bajas temperaturas que afectaron el desarrollo del cultivo y su cosecha ( Las Cebollas y la Inflación , enero 27 del 2010).

Dicho fenómeno se exacerbó hacia febrero del 2010, siendo la cebolla el genérico de mayor incidencia en la inflación general.

Sin embargo, también se mencionó en aquella ocasión que en la medida que se recuperara la oferta del estado de Morelos, y al contar con la producción proveniente de Puebla, los precios podrían estabilizarse y ayudar con ello, a disminuir parcialmente las presiones inflacionarias.

Por otra parte, durante marzo el jitomate fue el producto genérico que reportó la mayor contribución a la inflación mensual.

Lo anterior debido a que la oferta de Sinaloa, principal productor nacional, se redujo como consecuencia de que los cultivos en ese estado fueron afectados parcialmente por las lluvias extemporáneas ocurridas en enero y febrero.

Es decir, por un fenómeno de similares características a lo que en su momento aconteció con la cebolla.

Finalmente, el pasado 7 de mayo fue dado a conocer el dato de la inflación a abril. En el reporte del Banco de México, se menciona que en ese mes el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) tuvo una reducción de 0.32% con lo cual, la inflación general anual se ubicó en 4.27 por ciento.

Al analizar los resultados, se detecta que el segundo y sexto productos cuyos precios presentaron mayor incidencia a la baja en la inflación fueron el jitomate y la cebolla, respectivamente. Así, es posible afirmar que ya llegaron las cebollas y el jitomate

*Edgar Torres Garrido es director de Análisis Económico y Sectorial de FIRA. La opinión es responsabilidad del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]