Van dos sexenios panistas. Ninguno de ellos, ha podido controlar información de seguridad, proteger secrecía e inmunidad de datos duros o no de investigaciones relevantes, que corresponde hacer valer a órganos de inteligencia como SSPF, SEDENA, SEMAR y CIESEN, que tanto, presume el actual gobierno, todo se les sale de la mano.

Pero vamos a lo medular. Nos dijo una fuente que conocimos por allá de 1994, cuando pasó en México, casi todo lo político que tenía que pasar, ante la férrea persistencia de algunos oscuros políticos, que querían hacer prevalecer al Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el poder.

Fue entonces, que se nos apareció’’ a su servidor y un gran amigo de TV-Azteca, a quien decía, existe’’ pero no aparece en el organigrama’’. Nos provocó, pero dio información realmente valiosa, que llevó a tomar decisiones inteligentes de un órgano que era garante de que nada se filtrara, sino que todo se manejara en cúpulas del poder.

Hoy, nos dice el fantasma’’, que es, pero no es. La verticalidad’’ de la información privilegiada, se socializa de acuerdo a intereses de grupos, no uno’’ pasa simple y llanamente a cuates de gobernantes, quienes los insertaron ahí como amigos o cuates’’ a áreas sensibles, que ¡piensan! A su entender.

¿Cuál? Es su sensación, que no argumento. ¡Sí esto le va a gustar a mí Jefe y sirve para continuar su carrera. Tan leales que son, presumen!

Dicen ellos: ¡Yo conozco a tal o cual líder de opinión! que lo sacará. Esto, es desde lectores de noticias, comentaristas o el todo y hacedores de nada, en los medios de comunicación.

Y ahí van y la pegan. En medios que ustedes consideren o leen.

Existe degradación de mandos, nos cuenta El Fantasma’’. Hay muchos generales y demasiada perrada .

No es, que se desee el pasado, porque las épocas mejores, no existen, son diferentes.

¿Qué ha pasado en la Procuraduría General de la República (PGR), que se encuentra en manos de la primera mujer convertida en la principal Agente del Ministerio Público de la Federación, Marisela Morales Ibáñez.

Simplemente que invitaron a trabajar a gente que no conoce de información sensible, cuando antes, para elegir a esos tipos’’ los filtros eran duros. Dice PGR, que es una institución de buena fe.

Que malo. No hay nadie de buena fe, ni asesores, funcionarios o responsables de áreas sensibles.

¿Por qué pasa esto?

Siendo PGR, la responsable de investigar, cuando las secretarías de la Defensa Nacional (SEDENA), Marina Armada de México (SEMAR), Seguridad Pública Federal (SSPF) y Centro de Información y Seguridad Nacional (CISEN), solo detienen y presumen logros, pero ante la PGR, eso se tiene que justificar ministerialmente.

Pero el grupo de asesores de Marisela Morales Ibáñez, se van por la libre y ofrecen datos a quienes ellos conocen’’ o intencionalmente’’ a conocidos. Esto no requiere ninguna investigación.

Los Ministerios Públicos, de esos casos, como el desafuero de Andrés Manuel López Obrador, El Michoacanazo’’, Moreirazo’’ o ahora el Tamaulipazo’’, no tendrían que haberse ventilado públicamente, sino en la zona ministerial y judicial.

COMMODATO

La PGR, está abriendo averiguaciones previas contra funcionarios de la institución, por las filtraciones’’ nos cuentan. Es de risa.

¿Se van a investigar a los que investigan, cuando son socios de todo lo que huele a corrupción en PGR?

Es pregunta.