Estimado lector: Estoy seguro de que usted está nervioso con el tipo de cambio. La volatilidad y la incertidumbre de los últimos días lo han llevado a cotizar en niveles arriba de 13.75 pesos por dólar, y podría subir aún más; sin embargo le tengo buenas noticias, porque estamos seguros de que la valuación actual del dólar es un efecto coyuntural global y no es un tema exclusivo del peso mexicano. Le voy a dar razones reales con las que pretendo, además de tranquilizarlo, justificar lo que acontece en el mercado cambiario.

Política monetaria ?en EU

Sin duda éste es el elemento que más ha contribuido al alza del tipo de cambio. Estados Unidos está creciendo por arriba de lo esperado, y su economía ha tenido un desempeño favorable, lo cual pone sobre la mesa que el siguiente movimiento de la Reserva Federal (Banco Central de EU) es un inminente aumento de tasas. El objetivo de incrementar las tasas es combatir el siguiente riesgo que puede enfrentar ese país: la inflación, ya que cuando las tasas de interés suben, el costo del dinero y por ende el de los créditos aumenta, repercutiendo en el bolsillo de los estadounidenses que empiezan a gastar menos, y con ello se contribuye a que la cifra de inflación se mantenga en el rango de 2-2.3 por ciento. Este movimiento de tasas al alza ha provocado que mucho dinero de EU, que había salido en el pasado, hoy empiece a regresar a su lugar de origen. La consecuencia natural ha sido que todas las monedas se hayan devaluado, mientras que el billete verde se ha apreciado.

Precios del petróleo

México es un país que ha logrado diversificar sus exportaciones, y ahora sólo 30% de ellas son petroleras. Hace 20 años representaban 80 por ciento. No obstante que esto ha mejorado sustancialmente, el ingreso de dólares al país por este concepto sigue siendo importante, de manera que al ya de por sí conflictuado entorno global que le comentaba en el párrafo anterior, se suma este nuevo problema, en el que venderemos petróleo más barato y por lo tanto ingresaremos menos dólares; esto también ha ayudado a la depreciación del peso.

Conclusión

Las dos razones antes expuestas no son buenas noticias, y yo les prometí al principio de este artículo que el objetivo era tranquilizarlo. Aquí expongo mis razones con este fin:

1. No es un tema de México, no es un tema del peso, no es la crisis política ni lo desatado en los últimos meses. Nosotros observamos con mucho cuidado y detalle las cifras de los extranjeros y sus inversiones en México. Créame, de momento no ha habido fuga de capitales.

2. La baja del precio del petróleo afecta a muchos países que tienen un ingreso importante por este concepto, pero como le decía, hoy nuestra dependencia del energético es mucho menor.

3. Con petróleo más barato, EU tiene el potencial de crecer aún más de lo que lo iba a hacer, y eso debe repercutir positivamente en nuestra economía nacional.

* Director general CI Estrategia por Somoza Musi.

[email protected]

[email protected]

www.cism.mx