Aunque por mucho tiempo ha sido estigmatizado como un acuerdo armamentista, lo cierto es que el Arreglo de Wassenaar es, en realidad, la puerta grande para entrar al mercado de exportaciones de bienes de mayor valor agregado.

El Arreglo de Wassenaar es el régimen más importante de exportaciones a nivel mundial.

El pasado 20 de enero en la ciudad de Viena, Austria, México fue admitido como miembro de pleno derecho al Arreglo de Wassenaar para el Control de Exportaciones de Armas Convencionales, Bienes y Tecnologías de Uso Dual.

La aceptación de México se fundamentó en su firme y tradicional compromiso con el desarme y la no proliferación y por la efectividad de su sistema nacional de control de exportaciones.

Acceso a mercado de US11 millones

México recientemente fue aceptado para formar parte de este acuerdo y con ello las empresas de alta tecnología tendrán acceso a un mercado de más de 11,000 millones de dólares.

Tan sólo en la industria aeroespacial, la incorporación al acuerdo permitirá a ese sector insertarse a un mercado internacional de más de 2,480 millones de dólares anuales.

De acuerdo con las estimaciones del presidente de la Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial, Flavio Díaz, con el acuerdo se cuadruplicarán las inversiones y se triplicará el número de empleos, además de que México será uno de los principales receptores de Inversión Extranjera Directa en el sector aeroespacial a nivel mundial.

Hay que recordar que en los últimos siete años se han captado en este sector inversiones de alrededor de 16,000 millones de dólares.

Con el Acuerdo de Wassenaar se beneficiarán sectores como el aeroespacial, automotriz, eléctrico, electrónico, químico y del software.

Se beneficiarán además la investigación y el desarrollo de empresas de nuevas tecnologías, lo que redundará en una mayor creación de empleos de alto valor agregado y aumentar las exportaciones de México.

La estrellita la logró el secretario de Economía, Bruno Ferrari, y su equipo.

Seguridad y eficiencia

Con medidas como el Sistema de Control de Exportaciones y el ingreso de México al Arreglo de Wassenaar, se agilizará el comercio y se consolidará a México como una potencia exportadora de bienes de mayor valor agregado.

Y es que las empresas mexicanas podrán importar bienes y tecnología que hoy se encuentran controladas. Por otra parte, el gobierno dispuso el Sistema Mexicano de Control de Exportaciones.

Y a cinco meses de su creación ha procesado más de 1,500 solicitudes de permiso y se han adoptado las medidas de seguridad más estrictas y los más altos estándares internacionales, con lo que se logra que las exportaciones nacionales sean más expeditas.

México está avanzando en el doble camino: dar mayor seguridad y, al mismo tiempo, aumentar y mejorar la calidad de sus exportaciones e importaciones.

En la medida en que se obtenga un comercio más seguro, se logrará también uno más ágil y sencillo para los exportadores y los consumidores.

El trabajo se está haciendo a nivel intersecretarial. Participan las secretarías de Gobernación, Defensa Nacional, Energía y Relaciones Exteriores y la Administración General de Aduanas.

En virtud de este acuerdo, México continuará con el proceso de admisión al Grupo Australia de productos químicos y al Grupo de Suministradores Nucleares que incluye productos y tecnologías relacionadas con la industria nuclear para fines pacíficos.

Son una infinidad de oportunidades que se abren para las exportaciones de alto valor y que implícitamente representan alternativas de generación de empleos con altos salarios.

Sin duda, se trata de una buena noticia para México.

Hacienda: llega Treviño, sale Montaño

Cambios en el equipo de José A. Meade, secretario de Hacienda y Crédito Público.

A la Subsecretaría de Egresos llegará, si lo aprueba el Senado de la República Mexicana, Carlos Alberto Treviño Medina.

Treviño Medina venía siendo el Director Corporativo de Petróleos Mexicanos, pero transitó previamente por las secretarías de Hacienda, Energía y Economía.

Deja la Subsecretaría de Egresos de la dependencia Carlos Montaño Fernández para encabezar Bansefi, institución que estuvo acéfala desde que la dejó Jaime González Aguadé para irse a la Subsecretaría de Electricidad de la Secretaría de Energía.

En tanto no lo apruebe el Senado de la República, formalmente Montaño sigue siendo el subsecretario de Egresos.

Para el relevo en Bansefi el presidente Felipe Calderón tardó 10 meses.

CUENTOS VERAS

El gobierno mexicano tiene que enfrentar al brasileño, que pretende modificar el acuerdo automotriz. Luego de varios años de superávit en su favor, ahora que la balanza es en contra pretenden cambios. La batalla no será fácil, dado el tradicional proteccionismo carioca. A ver.

Twitter: @marco_mares