Quizá el gobierno de México escogió bien el momento para empezar el diálogo con el nuevo gobierno de Estados Unidos y empezar a trazar los lineamientos de lo que en pocos meses podría ser el perfil del TLC renegociado.

La visita del canciller Luis Videgaray y el titular de Economía Ildefonso Guajardo el próximo miércoles definirá la agenda de la entrevista del Presidente Enrique Peña Nieto con el nuevo inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump, el próximo martes 31.

Será la primera escaramuza de una batalla dura. Sería una agradable sorpresa que en las renegociaciones supiéramos que a Washington le interesa mucho discutir las reglas de origen, porque coincidiría con el interés mexicano.

El otro lado del mostrador, la diferencia

Con la explicable incertidumbre que parece tener a tantos al borde de un ataque nervioso, se multiplican las ideas y propuestas acerca de lo que debe hacer México en la era de Trump que apenas empieza.

Ha habido reuniones, coloquios y se difunden ensayos, opiniones y propuestas de la academia, del sector empresarial y, por supuesto, las narrativas de los actores políticos, dispuestos a complacer a las galerías.

La diferencia entre las políticas sugeridas desde los sectores políticos, empresariales y académicos, son como bolas de humo, pues ellos no arriesgan nada, son los funcionarios quienes tendrán que afrontar la responsabilidad de sus decisiones. Y esa es una gran diferencia.

Anaya fortalece su control del PAN

A la hora de escribir estas líneas estaba en marcha la Asamblea Nacional del Partido Acción Nacional, de la cual surgirá el Consejo Político Nacional, cuya responsabilidad serán las decisiones del proceso electoral de 2018, incluida la fundamental de elegir al candidato presidencial.

A esta Asamblea llega fortalecido el dirigente nacional del CEN, el queretano Ricardo Anaya, quien ha procurado que en las elecciones locales que escogieron a los asambleístas él tuviera la mayoría.

Así que, para bien o para mal del PAN, de esa Asamblea saldrá fortalecido Anaya y con ello aumenta su responsabilidad sobre lo que ocurre con el partido en el proceso de la elección presidencial, el cual arranca legalmente el próximo octubre.

NOTAS EN REMOLINO

Con la alianza con el Partido Verde, el Panal y Encuentro Social, el PRI mexiquense está listo para empezar a desplegarse, posiblemente esta o la próxima semana, ya con candidato a la gubernatura. Mientras, el PAN y el PRD aún batallan con sus rezongonas militancias, reacias a una alianza... Una pena que, en la atmósfera de correcta austeridad, el Senado haya cancelado los festejos planeados en Querétaro para conmemorar el Centenario de la Promulgación de la Constitución. Cierto, medio millón de pesos no alteran las finanzas públicas, pero sería insoportable el llanto de los cuentachiles... Fuentes eclesiásticas afirman que, pese a temas complejos, la reunión de los obispos con el Presidente Peña Nieto fue excepcionalmente cordial... En Coahuila, dicen algunos analistas, se fortalece el independiente Amando Guadiana... La periodista Katia de Artigues, la más confiable fuente de cómo va la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México deja entrever un cauteloso optimismo sobre la posibilidad de terminar a tiempo...