La cadena Walmart sufrió una severa caída de más de 10% en el precio de sus acciones, luego de que se hiciera público que incurrió en sobornos en México para violar el uso del suelo de algunos de los terrenos que ha comprado para instalar sus tiendas.

La investigación se realiza en Estados Unidos, en donde se prohíben los sobornos en el extranjero.

La acusación es que la cadena minorista habría dedicado más de 24 millones de dólares en sobornos para lograr permisos de apertura de nuevos almacenes en México.

Oficialmente, Walmart admitió que está bajo un proceso de investigación por estos casos de corrupción.

En México no se conoce de autoridad que haya iniciado investigación alguna.

Los casos de corrupción investigados y denunciados por el diario estadounidense The New York Times habrían ocurrido en el 2005.

De acuerdo con las versiones periodísticas, la empresa se habría enterado en su momento y habría bloqueado la investigación respectiva.

Se trata de un castigo severo a los títulos de Walmart por los presuntos actos de corrupción.

En México, han sido varios los capítulos en los que la cadena ha sido señalada por grupos de colonos y organizaciones que vigilan y buscan preservar las zonas arqueológicas del país.

A pesar del escándalo público, prácticamente ninguna de las instalaciones de esa cadena ha podido ser detenida.

Hoy el escándalo estalla en Estados Unidos a través de un poderoso periódico.

La pregunta es si en México se realizarán las investigaciones concernientes.

A ver.

Comisión antimonopolios: ?las tortillas

En general, cuando se habla de competencia económica y sanciones de la Comisión Federal de Competencia (CFC), se piensa en las grandes empresas que operan en México.

Sin embargo, la comisión antimonopolios no sólo actúa en contra de las prácticas monopólicas que se registran entre las poderosas compañías que han incurrido en acciones violatorias de la Ley Federal de Competencia Económica.

La CFC también actúa en aquellos mercados en los que se comercializan productos de primera necesidad, como son las tortillas.

La comisión antimonopolios ha realizado investigaciones generales que encontraron prácticas anticompetitivas no sólo permitidas sino, incluso, fomentadas por autoridades gubernamentales.

Desde el escalón más bajo de gobierno -es decir, desde los municipios-, se generan una serie de prácticas que van en detrimento de los consumidores finales porque derivan en precios más altos de los que se registrarían si existiera efectiva competencia.

Pero la CFC no se quedó sólo con la conclusión del estudio. Actúan en función de las denuncias que le presentan.

En este sentido es en el que actuó la comisión antimonopolios en el estado de Chiapas.

Resulta que, después de una investigación, encontró que el Presidente municipal de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, dos empresarios, el Consejo Estatal de la Industria de la Masa y la Tortilla de Chiapas AC (CEIMT) y el Consejo Consultivo de la Industria de la Masa y la Tortilla del municipio incurrieron en prácticas monopólicas absolutas.

A través de un documento firmado por representantes de dos asociaciones de productores y comercializadores de tortillas (Somos Chiapas y CEIMT) con autoridades municipales, impusieron divisiones territoriales para la comercialización de tortillas mediante vehículos motorizados.

La CFC aplicó multas a los servidores públicos Jaime Valls Esponda y Alfredo Machorro Fernández por 10% de sus ingresos, equivalentes a 30,000 pesos cada uno.

Y a Somos Chiapas y CEIMT les aplicó multas por 400,000 pesos a cada uno.

CUENTOS VERAS

Que sí pero no. La nota corrió como reguero de pólvora: Santander colocará 1,000 millones de dólares en una Oferta Pública Inicial en México. La respuesta oficial es que sí existe la intención de colocar al banco en el mercado bursátil nacional, como lo ha hecho Santander en Chile y Brasil, pero no aún. Las condiciones de los mercados no son favorables todavía.

Twitter: @marco_mares

[email protected]