ESTIMADO INVERSIONISTA: La constante en el año será la volatilidad –para bien o para mal-; resulta que los eventos sociales, revueltas y posibles conflictos armados, no abonan al crecimiento ni a la certidumbre que buscan tener los mercados para su sano crecimiento y desarrollo. En los pronósticos de los analistas, estas variables, a menos de que sean permanentes, son tomadas en cuenta; si no son permanentes, la repercusión es siempre negativa.

EU, EUROPA, JAPÓN Y ALGUNOS EMERGENTES

Son estos los países y el bloque al igual que muy pocos emergentes, los que tendrán un buen desempeño económico, aunque todavía distante del ritmo al que nos tienen acostumbrados; el crecimiento global será impulsado por ellos, el optimismo y mayor dinamismo también será alimentado porque estas regiones que crecerán más de lo que lo hicieron en los últimos años.

En esta categoría, los países emergentes que destacan son: México, Colombia y Chile; el común denominador de ellos es que tienen finanzas públicas sanas, pero pocos catalizadores para crecer de manera dinámica en el corto plazo.

CHINA, INDIA Y OTROS EMERGENTES

Esta clasificación la encabezan China e India por el tamaño de sus economías, encontramos similitudes porque son naciones que han crecido mucho en los últimos años, y actualmente tienen en común una fuerte desaceleración. En la situación de otros países emergentes como Brasil, Turquía, Sudáfrica e Indonesia (por citar algunos), la desaceleración es mayor e incluso en algunos casos el crecimiento ha sido negativo. Estos países tendrán un año en terreno positivo, pero muy lejanos a su acostumbrada velocidad de crucero.

PAÍSES CON CONFLICTO

En este rubro destaca la problemática de Ucrania, en donde después de resolver (y esperemos que así sea) la actual crisis social, está pendiente superar una crisis económica en la que forzosamente requieren del apoyo de la Unión Europea para poder cumplir con sus compromisos de corto plazo y no caer en quebranto; se estima que requieran poco más de 35 billones de euros. En otro género ubicaría a Venezuela y Argentina que llevan muchos años fuera del la mente de los inversionistas globales, y simplemente tanto sus acciones como resoluciones a los diferentes retos que se les han presentado, siguen siendo obsoletas y en ocasiones hasta retrógradas. ?Estos países se mantendrán aislados de la globalización por un largo periodo.

CONCLUSIÓN

Pienso que la manera de estar invertido hoy día, es con un portafolio de inversiones que favorezca estar en los índices estadounidenses y de las principales economías europeas, así como ciertos sectores de estas mismas, sería recomendable para la renta variable; en este momento invertir en México o en cualquier otro país emergente, no es mala idea, siempre y cuando se tome en cuenta que en el corto plazo el desempeño seguirá siendo errático y lo mejor está por venir en la segunda mitad del año. En este momento, me mantendría alejado de los BRIC (Brasil, Rusia, India y China); todo lo demás me parece demasiado volátil, y por lo tanto es preferible esperar. En cuanto a la renta fija, es mejor estar invertido en plazos no muy largos con el fin de evitar un movimiento abrupto de tasas, que sin duda vendrá más adelante como producto de la reducción de estímulos por parte de la Reserva Federal.

[email protected]

twitter: @SomozaMusi