Las alternancias del 2021 han dejado muchas sorpresas. El carro completo de Morena en Baja California Sur, Sonora y Sinaloa es el contraejemplo para los promotores de Sí por México, cuyo fracaso en el noroeste del país fue rotundo.

El PAN decidió ir a la cita electoral sin aliados en sus bastiones: Querétaro rindió buenas cuentas, pero Tamaulipas no. Francisco Javier Cabeza de Vaca no estuvo en la boleta electoral, pero sí los alcaldes panistas que buscaban la reelección y fracasaron.

Aliado con el PT, Morena será la primera fuerza en el Congreso local y gobernará 15 municipios entre ellos la capital y los principales centros poblacionales (Ciudad Victoria, Altamira, Reynosa, Matamoros y Ciudad Madero). La excepción se dio en Tampico, donde el panista Jesús Antonio Nader Nasrallah derrotó a la morenista Olga Patricia Sosa Ruiz, por 20,000 votos. La calidad de esa victoria es cuestionable, ante el cúmulo de evidencia que apunta a la compra y coacción del voto que permitió la reeleción del panista.

Pero esa es otra historia. El PREP cerró con datos que apuntan a la victoria de Morena-PT en 16 de los 22 distritos y en los seis restantes, ganaría el PAN. Pero en la víspera del arranque de los cómputos distritales y municipales, los consejeros electorales notificaron a los representantes de los ocho partidos y la coalición izquierdista que accederían al recuento de votos, para exorcizar los fantasma de las sospechas.

Un criterio de máxima transparencia que además de desapegarse a la legislación vigente, podría alargar innecesariamente las declaratorias de triunfo y las entregas de las constancias de mayoría a los triunfadores. Y es que sólo cuando la diferencia entre el presunto ganador y el segundo lugar es igual o menor a un punto porcentual y el representante del partido político que postuló al candidato que obtuvo la segunda posición lo solicite, es procedente la apertura de los paquetes electorales.

El recuento parcial —por su parte— se realiza cuando los resultados del acta de escrutinio y cómputo del expediente de casilla no coincidan con los resultados del acta en poder del presidente del Consejo Distrital o de los representantes de los partidos políticos.

Si en los cómputos municipales y distritales se detectan alteraciones evidentes en las actas que generen duda fundada sobre el resultado de la elección en la casilla, o no exista el acta de escrutinio y cómputo en el expediente de la casilla ni obre en poder del presidente del Consejo Distrital, también puede ordenarse la apertura de los paquetes. Igualmente, cuando existan errores o inconsistencias evidentes en los distintos elementos de las actas, salvo que puedan corregirse o aclararse con otros elementos, a satisfacción plena de quien lo haya solicitado, si el número de votos nulos es mayor a la diferencia entre los candidatos ubicados en el primero y el segundo lugar de la votación y si todos los votos depositados hayan sido a favor de un mismo partido político.

Los consejeros electorales de Tamaulipas habrían permitido el recuento de dos terceras partes de los paquetes electorales, aunque la decisión final quedó en manos de los consejos distritales y municipales. La dirigencia morenista en aquella entidad fronteriza está en alerta máxima ante lo que consideran es una intentona desesperada del gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca de revertir los resultados adversos.

Los errores aritméticos de los escrutadores y el deterioro de la paquetería electoral son una parte del problema. Otra —que ha pasado desapercibida— es la entrega masiva de despensas, la compra de votos, las intimidaciones a los operadores y a los representantes de los partidos (tanto de las fuerzas policiacas como de grupos no identificados) y sobre todo las disparidades en los niveles de participación. A nivel estatal fue de 49%, en Tampico subió 10 puntos porcentuales.

alberto.aguirre@eleconomista.mx

Alberto Aguirre

Periodista

Signos vitales

Periodista y columnista de El Economista, autor de Doña Perpetua: el poder y la opulencia de Elba Esther Gordillo. Elba Esther Gordillo contra la SEP.

Lee más de este autor