Las organizaciones de la sociedad civil no son de otro planeta, unas más, otras menos, representan los más diversos y contradictorios intereses que coexisten en una sociedad tan compleja y contradictoria como la nuestra.

No debiera sorprendernos que algunas hayan hecho costumbre que, tras cualquier enfrentamiento entre las Fuerzas Armadas o policiacas con alguno de los grupos criminales que pululan en muchas regiones de la República, reclamen el “uso excesivo de la fuerza”.

Los mismos que callan cuando los militares o civiles son vejados, torturados o asesinados por las bandas criminales. Son los corazones sangrantes cuyo silencio sólo refleja la ruindad de sus objetivos.

Reconózcanlo, AMLO les ganó la mano

Los empresarios del CCE, encabezado por Juan Pablo Castañón, han tenido que aclarar y explicar en un comunicado los objetivos de lo que sería la mesa de diálogo sobre el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México que le aceptaron al candidato presidencial de Morena.

Aunque evidentemente nunca lo reconocerán en público, mostraron rigidez en los procedimientos de comunicación del organismo cúpula del empresariado mexicano, pues no leyeron bien lo que implicaba simplemente poner en duda la viabilidad del nuevo aeropuerto.

Un lance que muestra que ya nada es casual, ni puede ser tomado a la ligera, menos suponer, que quien se reúne con el CCE lo hace por buena voluntad y a partir de su nobleza de alma. ¡Por favor! Debieran saber que lidian con la sinrazón y la mala fe.

Ajedrez: el viernes empieza la campaña

Aunque hay quienes, arrogantes, se creen los oráculos de Delfos, los profesionales serios y responsables saben que las encuestas no sellan destinos, ni determinan resultados, aunque ejerzan cierta influencia en las tendencias.

El tema vale porque el próximo viernes empieza formalmente la campaña por la Presidencia de la República y continuará la partida de ajedrez que sostienen los distintos equipos de los aspirantes y la aspirante a la jefatura del Estado.

Vale, pues, recordar los aforismos de los maestros, como Israel Albert Horowitz. Uno: “La jugada está ahí, pero necesita verla”. Y el otro, lapidario: “El ganador de la partida es el que comete el penúltimo error”.

NOTAS EN REMOLINO

Curioso, en esta sociedad de la Ciudad de México, que según tantos es progresista y cosmopolita, hay quienes se oponen a que se conceda a los médicos y enfermeras el derecho a la objeción de conciencia, como en otras sociedades, como la francesa y la alemana... Por cierto, ocho días después de la semana de Pascua, los obispos mexicanos, reunidos en Lago de Guadalupe, invitarán a Ricardo Anaya, Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Anaya. Veremos si alguno los desaira... Quien esto escribe cree que lo de la eliminación del fuero es demagogia electorera de todos los proponentes. Lo sensato sería reglamentarlo, para evitar abusos de la figura constitucional, pero eliminarlo sería un gravísimo error. Y lo saben todos... Si algo ha demostrado López Obrador en Morena es que ahí sí hay disciplina, disciplina férrea. La suficiente para que nadie se atreva a expresar públicamente su desaprobación de lo que en términos del siglo pasado se llamaría “la línea del partido”... Por cierto, mientras Andrés Manuel López Obrador arrancará su campaña en Ciudad Juárez, Margarita Zavala lo hará el mismo domingo, pero aquí en Ciudad de México, en el Ángel de la Independencia...

[email protected]

JoséFonseca

Periodista Político

Café Político