Está cocinándose y “a punto turrón” una pensión para quienes trabajan en la economía informal.

Se trata de una pensión mínima garantizada que beneficiará a alrededor de 30 millones de personas.

La idea es que entre en vigor a partir del próximo mes de octubre.

Es una iniciativa que propuso la iniciativa privada y el gobierno mexicano rechazó su inclusión en la Reforma de Pensiones que, está pendiente de aprobación por parte del poder legislativo.

Las afores, agremiadas en la Asociación Mexicana de Afores (Amafore) y la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (Amis), encabezadas por Bernardo González y Sofía Belmar, trabajan a marchas forzadas en lo que será el primer producto pensionario básico.

La intención es ofrecer una pensión a las personas que no tienen una relación laboral formal.

Está inspirado en la cuenta básica que ofrecen los bancos.

Las “cuentas básicas” bancarias son cuentas de ahorro especiales exentas de cualquier comisión por apertura, retiros y consultas ó, por cualquier otro concepto en la institución que otorgue la cuenta.

En el caso de la pensión básica la idea es que cualquier persona que labora en la economía informal pueda ahorrar 2,200 pesos mensuales, por un periodo de 15 años, no necesariamente consecutivos.

Con tal ahorro, podrían obtener, una pensión mínima garantizada similar a la que obtienen quienes trabajan en la economía formal.

Para 2020 la pensión garantizada que otorga el IMSS es de 3,289.34 pesos mensuales.

Hay que recordar que la Pensión Garantizada se actualiza anualmente conforme al Índice Nacional de Precios al Consumidor.

Esta es una idea que el sector privado propuso a la Secretaría de Hacienda, de Arturo Herrera, para que fuera incluida en la Reforma de la Ley de Pensiones, pero no fue aceptada.

En consecuencia, esta pensión para informales no viene incluida en la iniciativa de reforma a la Ley de Pensiones pendiente.

Reforma pendiente

Fue en julio de este año cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció el proyecto de reforma del sistema de pensiones, con el que aumentarán 40% las pensiones que reciben los trabajadores.

Sin embargo, han pasado dos meses desde el anuncio que se hizo con “bombo y platillo” en Palacio Nacional y todavía no se “turna” al poder legislativo, porque presuntamente, en el gobierno mexicano, están estudiando el mejor momento posible para hacerlo.

La buena noticia, dicen entre las afores, es que desde el gobierno les han dicho que la iniciativa será presentada a la Cámara de Senadores, como cámara de origen, y no a la Cámara de Diputados.

Es probable que la iniciativa se envíe en los próximos días y en la iniciativa privada hay expectativas respecto de lo que en el poder ejecutivo y legislativo se le agregue.

Aunque el presidente de México la anunció como si fuera una reforma específicamente elaborada por su gobierno, lo cierto es que mayoritariamente fue elaborada y será asumida por el sector privado.

Serán los empresarios los que carguen con el incremento de las pensiones  y las afores se comprometen a reducir las comisiones que cobran a los trabajadores por administrar sus ahorros para que al final de este sexenio lleguen a un nivel estándar internacional.

También incluye la decisión de reducir de 1,250 a 750 semanas las semanas cotizadas para obtener una pensión garantizada; es decir baja de 25 a 15 años de cotización a partir de los 60 años.

La aportación patronal se eleva de 5.15 a 13.87 por ciento. La de los trabajadores no se modifica. Y la del gobierno se transforma en una cuota social concentrada en los trabajadores de menores ingresos.

Es una reforma muy positiva para los trabajadores y genera buenas señales por la voluntad expresa del gobierno mexicano que evitó el camino de la estilización de las afores. Sin embargo, siguen pasando los días y el retraso continúa.

La pensión para informales contará como una segunda iniciativa, en la que los privados rebasan y se adelantan al gobierno, en su oferta social. Y si no, al tiempo.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.