Este lunes, el Fideicomiso Hipotecario (FHipo), el primer fideicomiso de inversión en México especializado en adquirir, originar y gestionar créditos hipotecarios, realiza la emisión de certificados bursátiles en la Bolsa Institucional de Valores (BIVA), con lo que espera obtener hasta 3,000 millones de pesos a un plazo de 30 años.

La emisora vuelve al mercado después de que en junio pasado también colocó deuda por 2,500 millones de pesos. En su nueva emisión usará los recursos que los inversionistas estén dispuestos a prestarle al emisor serán usados para el pago de pasivos, según aseguró FHipo.

La actual venta de los papeles de FHipo se lanzará como parte de un programa que tiene autorizado la empresa para colocar hasta 10,000 millones de pesos en un plazo de cinco años.

SpaceX, la empresa espacial no cotizada del director general de Tesla, Elon Musk, alcanzó un valor de 100,300 millones de dólares tras una venta secundaria de acciones por parte de inversionistas y que se realizó a principios de la semana pasada.

La compañía organizó la venta por hasta 755 millones de dólares en acciones de inversionistas a un precio de 560 dólares por papel. El precio de la acción representa un aumento de aproximadamente 33% de 419.99 dólares por unidad que se reveló cuando recaudó fondos.

Para la industria del juguete, el escenario ya luce mejor que hace más de un año, cuando registró impactos por el freno en sus operaciones ante la contingencia sanitaria, incluso espera nuevas inversiones por parte de empresas asiáticas que trasladarían su producción a México en el 2022.

La Asociación Mexicana de la Industria del Juguete (Amiju), dijo que en el 2022 una empresa que ya tiene producción en el país anunciará más inversiones para traer dos líneas de Asia.

Según la Amiju, existe gran interés de una empresa asiática de productos que se exportan a Estados Unidos y Canadá para invertir en Puebla.

El organismo NYCE Sistemas de Gestión entregó la primera certificación en México del estándar ISO 18295-1:2017 a Pentafon, una operadora de Centros de Contacto y servicios tercerizados de negocio con siete centros en México y Latinoamérica.

Este ISO especifica los requisitos de servicio que deben cumplir los Centros para que cada empresa pueda brindar apoyo y servicios necesarios a sus usuarios, entre otros.

En la Ciudad de México tiene 101 centros más 60,000 estaciones instaladas.

Los recolectores de material para reciclaje son el primer eslabón de la cadena de valor para esta industria, pues de las 86,360 toneladas de residuos sólidos que conjuntan por día, 9.6% son recicladas, según datos de la Semarnat.

Resulta que 50% de los 2.5 millones de recolectores no gana más de 500 pesos semanales, según un estudio de la Facultad de Economía de la BUAP. Además, este ingreso no es fijo.

La mala noticia es que sobre ellos pesa una retención excesiva del 5% de ISR sobre el monto total de la operación por primera enajenación sin deducciones, por la limitada capacidad contributiva de los recolectores, lo que induce a la informalidad y evasión.

Así lo señala la Prodecon, por lo que propone una reforma al marco legal, ya que, por ejemplo, si una persona recolecta entre 20 y 30 kilos diarios de material para reciclaje y lo vende por 62.50 pesos, debe pagar 3.12 pesos de impuesto, y un asalariado con el mismo ingreso paga 3.05 pesos, además de que recibe subsidios.