En una economía abierta como la nuestra, el comercio exterior juega un rol estratégico. La apertura a la inversión extranjera directa promueve el crecimiento económico a largo plazo y las exportaciones protegen a las economías de la volatilidad y las fluctuaciones en la demanda externa. En pocas palabras, para alcanzar una tasa de crecimiento sostenible más ambiciosa, los países debemos implementar acciones para diversificar nuestros mercados.

Desde que nuestro país se adhirió al Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio en 1986, México ha sido un fuerte promotor de la apertura económica, con 12 tratados de libre comercio que lo acercan a los principales mercados del mundo. Uno de los más relevantes es el de la Alianza del Pacífico, el cual nos permite diversificar nuestras exportaciones y fortalecer nuestros vínculos de negocios con Chile, Colombia y Perú. Actualmente, el comercio entre nuestras cuatro economías se ha triplicado en los últimos 15 años: en el 2017 alcanzó los 16,000 millones de dólares.

Con el objetivo de dar continuidad a los esfuerzos comerciales y de inversión del bloque, el sector privado de los cuatro países se reúne una vez al año en el Encuentro Empresarial de la Alianza del Pacífico, que tuvo a Puerto Vallarta este año como sede para su quinto encuentro.

El evento, que se llevó a cabo en el marco de la XIII Cumbre Presidencial, contó con la presencia de los mandatarios Sebastián Piñera, de Chile; Juan Manuel Santos, de Colombia; Enrique Peña Nieto, de México, y Martín Vizcarra, de Perú. Asimismo, fueron invitados los presidentes del Mercado Común del Sur (Mercosur) y se dieron cita durante el evento más de 250 empresarios de alto nivel de los cuatro países de la Alianza del Pacífico, más de 50 ministros de estados observadores y de candidatos a estados asociados, así como más de 50 funcionarios de gobierno de los cuatro países del bloque, entre otros.

Durante el V Encuentro Empresarial, se llevó a cabo la sesión plenaria del Consejo Empresarial de la Alianza del Pacífico (CEAP), con el objetivo de fortalecer la integración económica del bloque así como presentar avances y propuestas para el siguiente periodo. El CEAP fue constituido el 29 agosto del 2012 y está integrado por empresarios y gremios representativos de los cuatro países: Chile, Colombia, México y Perú. El capítulo mexicano es presidido por don Valentín Diez Morodo.

Asimismo, en el marco de dicho encuentro, las agencias de promoción de los cuatro países —ProChile, ProColombia, ProMéxico y PromPerú— mantuvimos una estrecha cooperación en la promoción de negocios comunes. Refrendamos la firma de la Declaración de las Entidades de Promoción de la Alianza del Pacífico. Este instrumento busca fortalecer el trabajo conjunto de nuestras instituciones, a través de una estrategia clara, con actividades, planes de trabajo y proyectos específicos que contribuyan a la integración del sector empresarial.

Durante la sesión, las cuatro agencias compartimos los avances que hemos logrado en los últimos siete años. Por citar algunos ejemplos, hemos participado en aproximadamente 135 eventos de promoción conjunta, como ferias internacionales, seminarios y macrorruedas en los mercados de Australia, China, Corea, Hong Kong, India, Japón, Malasia, Singapur, Taiwán y Turquía, entre otros. Algunos de los eventos más importantes que abordamos fueron las cinco ediciones de la Macrorrueda de Negocios de la Alianza del Pacífico, las cuales han generado más de 776 millones de dólares en expectativas de negocios. Por su parte, LAB4+ se ha consolidado como una iniciativa que promueve el emprendimiento, la innovación y el comercio de servicios entre los cuatro países miembros. Y el Foro de Empresarias Líderes, el cual es un parteaguas en la vinculación y empoderamiento de las mujeres del bloque.

Igualmente, abordamos el desarrollo de estudios y análisis conjuntos que hemos elaborado y que potencian los negocios del bloque, como el recién presentado “Oportunidades para fortalecer el sector agroalimentario”, el cual fue liderado por ProMéxico y describe más de una centena de oportunidades intrarregionales y con terceros mercados en dicha industria.

En materia de inversiones, los empresarios y agencias conversamos sobre las dos iniciativas más relevantes que ha impulsado la Alianza del Pacífico: la reducción de barreras a la inversión en cada país y el impulso al clima de inversión intrarregional. En ese sentido, la Alianza del Pacífico ha logrado identificar distintos obstáculos derivados de regulaciones, medidas o acciones gubernamentales y ha establecido un mecanismo regional para coordinar estos esfuerzos: la Instancia de Facilitación de la inversión de la Alianza del Pacífico (IFIAP).

La IFIAP es precisamente el mecanismo que se creó y se puso a disposición de los inversionistas el año pasado, durante el IV Encuentro Empresarial de la Alianza del Pacífico llevado a cabo en Cali, Colombia. Es un canal de interlocución directa entre los inversionistas y las autoridades de los cuatro países, para atraer y retener a las inversiones extranjeras.

Fueron muchos y muy enriquecedores los temas que se trataron en el V Encuentro Empresarial de la Alianza del Pacífico, en Puerto Vallarta, los cuales coincidieron en la construcción de una visión a largo plazo de la región, a la cual se denominó Visión 2030. Tengo certeza de que la Alianza del Pacífico, con ese rehilete que entrelaza exitosamente al sector público, privado y academia, será un mecanismo cada vez más exitoso, que beneficiará a muchos sectores económicos de los cuatro países, como lo ha hecho hasta ahora.

*El autor es director general de ProMéxico.