Después de varios años de un débil crecimiento económico mundial, producto de una anémica y desequilibrada recuperación de la crisis financiera global, tal y como lo describe el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas ( UNDESA), me parece apremiante la necesidad de fomentar un nuevo pensamiento económico, el cual, sin rodeos, ayude a estabilizar las finanzas internacionales, a reducir la brecha digital y a encontrar una mejor forma de vivir, teniendo como principales aliados a la innovación y la sostenibilidad.

Ya es suficiente lo que hemos visto y vivido a través del lento y doloroso camino que se eligió para alcanzar, si fuese el caso, un mejor desempeño económico mundial.

Sin embargo, no se ha podido revertir la fuerte reducción en la producción y el consumo en los países desarrollados, arrastrando a otras regiones y deteniendo un posible avance, por seguir basando las decisiones fundamentales en las antiguas teorías económicas.

Es por eso que, sin duda alguna y de manera atinada, el Foro Económico Mundial ( WEF, por sus siglas en inglés) y el Instituto del Nuevo Pensamiento Económico ( INET, por sus siglas en inglés), están fomentando la implementación de una colaboración conjunta de una nueva generación de economistas, que permitan encontrar soluciones que ayuden al mundo a tener un mejor panorama.

Las Naciones Unidas prevén que continúe un frágil crecimiento en 2013, insuficiente para lidiar con la crisis de empleo en la mayoría de las economías industrializadas, que reducirá el aumento de los ingresos en los países en desarrollo. [Pero] incluso este sombrío panorama pudiera ser demasiado optimista .

Es por eso que, incluso antes de que comenzara la Reunión Anual de este año del Foro Económico Mundial en Davos, Suiza; ambas organizaciones se reunieron para discutir con urgencia las necesidades prioritarias para dar batalla a los desafíos económicos, sociales y políticos que hoy aquejan al mundo.

Por supuesto, esta colaboración entre los nuevos economistas, deberá estar acompañada por investigadores de alto nivel de otras disciplinas, para dar vida a estrategias acertadas que permitan obtener, junto con los países en desarrollo, soluciones a problemas como el calentamiento global, el desempleo, la hambruna y el poco acceso a educación, vivienda y la conectividad digital.

Ya lo mencionó Robert Johnson, director ejecutivo del INET, las crisis financieras, los retos medioambientales y la creciente desigualdad han revelado cuan poco comprendemos los problemas a los que se enfrenta nuestro mundo. Abordarlos, es clave para crear un mundo más resistente y dinámico .

Agrega que el mundo permanece en una condición tal que tenemos que desafiar las hipótesis económicas fundamentales y abrazar una nueva forma de pensar globalmente .

Se espera que tanto el WEF como el INET, fomenten la llegada de nuevas ideas económicas durante la Reunión Anual de Nuevos Campeones del Foro, conocida como el Davos de Verano que se realizará en Dalian, China, en el tercer trimestre del año.

Sígueme en Twitter: @chucastellanos