A Josefina Vázquez Mota La Jefa’’, le urge un levantón sin precedentes. Todo mundo le da vuelta. El presidente Felipe Calderón, cero acción a su favor, no se requiere hable. Su franquicia del Partido Acción Nacional (PAN), solo es respondón, no responsable y el expresidente Vicente Fox, prácticamente la desahució de la competencia electoral.

El Pro(ZAC)saico, exmandatario blanquiazul, solo dijo, se debía apoyar al puntero’’. Acaso La Jefa’’, no es puntera de AN. Esa sería la cuestión. Por eso decimos que requiere apoyo y la vía existe. Si la Procuraduría General de la República (PGR), a cargo de la galardonada abogada de la nación Marisela Morales Ibáñez, sustenta y argumenta algo contra unos pinches tamaulipecos.

Si la primera Agente del Ministerio Público de la federación, detiene y procesa a los exgobernadores: Tomás Yarrington Ruvalcaba y Eugenio Hernández Flores, que hicieron negocios a lo grande con los cárteles del Golfo y Los Zetas en Tamaulipas de 1999 al 2010, según ellos y los gringos, esto será un obús que el Partido Revolucionario Institucional (PRI), resentirá.

Claro, en perjuicio de El Astroboy’’, Enrique Peña Nieto, que está sintiendo un clima desfavorable, en caso que sean detenidos los dos exmandatarios huastecos, quienes padecen el embate de la Policía Federal Ministerial, al ser cateados varios domicilios en el Distrito Federal y Ciudad Victoria.

En momentos que la inseguridad del país está a la alza, haciendo pedazos cualquier alusión de mejoría, incluyendo a la Secretaría de Seguridad Pública Federal (SSPF), que encabeza Genaro García Luna y desde hace más de un año, no ha realizado algo impacte o fortuito como es su historia. Los frentes abiertos por PGR, son los únicos que pueden dar pauta para una mejora de doña Chepina’’.

La PGR abrió dos frentes. El primero contra los generales arraigados, uno de ellos exsubsecretario de la Defensa Nacional, uno retirado, uno en funciones y un mayor, que no tienen nada que ver con priístas, sino al contrario, podría ser un boomerang, porque estos sirvieron al gobierno de Felipe Calderón, mismo que los juzgo y acuso de facto.

A estos militares les llegará su hora, antes del 1 de julio, cuando los mexicanos se vuelquen a las urnas, como se espera para elegir al nuevo Ejecutivo Federal, con todo y los Soy #132’’, que ha sido en verdad todo una ilusión’’ para veteranos jóvenes, que no fuimos parte del movimiento de 1968 y 1972, se era demasiado infante, pero el sentimiento rebelde, continúa latente.

Mientras no se contaminen por mugrosos oportunistas y manipuladores’’ que siempre surgen en cada inició de movilización social. Sino pregunten a organizaciones sociales, civiles y no gubernamentales, que pululan y chupan sangre pero del mismo Estado, que critican. Sólo fiscalicen sus recursos y ya verán.

El otro frente ahora son, el juez Efraín Cázares López, quien dejo en libertad a todos los implicados del conocido Michoacanazo’’ o el prófugo desaforado legislador, Julio César Godoy Toscano, orquestado por Calderón, PGR y el PAN, aunque había algunos alcaldes, surgidos de sus siglas y otros de un surtido rico partidista.

O el magistrado, Jesús Guadalupe Luna Altamirano, quien no aceptó la petulancia de la SIEDO, para procesar e intentar extraditar a Sandra Ávila Beltrán La Reina del Pacífico’’ y el doblemente capturado y liberado, Archivaldo Guzmán Salazar El Chapito’’, hijo de uno de los capos del cártel del Pacífico, Joaquín El Chapo’’ Guzmán.

Eso más bien sería un cobro de factura’’ y nada más. El Consejo de la Judicatura Federal (CJF), saltó a la palestra y los suspendió de sus labores, pero no va a permitir el ministro-presidente, igual presidente del Consejo, Juan N. Silva Meza, que los políticos del Estado, intenten poner en jaque al Poder Judicial de la Federación, eso lo veremos en los próximos días, nos cuentan los que saben.

COMMODATO

Ya lanzó la amenaza El Amoroso’’ Andrés Manuel López Obrador. Prepara apelación e insurrección popular luego de las elecciones del 1 de julio, adelantando un fraude, que todavía no se cuadra, más que en su mente.

Esperemos que quienes lo han mantenido a huevo’’, Miguel Ángel Mancera que va viento en popa a gobernar la capital, no permita sigan quitando recursos a gremialistas defeños de su sueldo en una cláusula’’ bien mañosa, de la que existen evidencias, para que siga de vividor el Peje, aunque no quiera le digan Lagarto’’, cuando sabe es prehistórico’’.