El Poder Ejecutivo se deposita en una persona, el Presidente de la República. Se nos olvida el texto constitucional. Hubo sorpresa porque en el escenario del Patio Central de Palacio Nacional había sólo una silla, la del Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, como símbolo de su estilo de gobernar.

Ayer leyó, en estricto rigor, una sinopsis de las cotidianas conferencias mañaneras en Palacio y los discursos en sus giras semanales. Ningún anuncio espectacular. Informe sin estridencias, aunque a veces tuvo un tono desafiante.

Personalmente, preocupa que, ante acciones crecientemente violentas de las bandas criminales, haya declarado que “terminó la guerra contra la delincuencia organizada”. Quizá porque uno supone que ni a San Francisco de Asís le funcionó lo de “paz, hermano lobo”.

Morena aprovechó la torpeza del PAN

El pasado sábado no tuvo la mayoría calificada la planilla que para nueva mesa directiva de la Cámara de Diputados presentó la bancada del PAN y corren el riesgo de facilitarle a Morena cualquier abuso.

En afán de congraciarse con sus propias bases, no propusieron para encabezar la mesa directiva a un panista moderado, cuya figura fuera fácil negociar con todas las bancadas, hasta la mayoritaria.

Una torpeza creer que Morena respetaría la norma, una tontería no negociar cuando les impugnaron al diputado Azuara. Las negociaciones son inevitablemente un quid pro quo. Conocerlos bastó para Porfirio Muñoz Ledo. Más sabe el diablo por viejo.

La oposición es adversaria, no enemiga

Alguien, preocupado por los exaltados ánimos de personajes vinculados al gobierno lopezobradorista y al partido en el poder, advirtió que, a base de votos, corremos el riesgo de empezar a desmantelar las instituciones democráticas que tanto trabajo y sacrificios costaron.

El signo más ominoso de ese riesgo es la violencia verbal de tantos morenistas, hasta de los más lúcidos e inteligentes, que ya empiezan a interpretar la organización de ciudadanos en agrupaciones para oponerse al actual gobierno como si fueran conspiraciones para derrocar al gobierno de la República.

En patéticos abusos de lenguaje, algunos, insisto, hasta mentes de reconocida lucidez, llegan a calificar las acciones de las distintas fuerzas opositores como intentos de golpe de Estado. Lo cual, para ser generosos, es una soberana tontería.

NOTAS EN REMOLINO

El titular de la SHCP Arturo Herrera advirtió que hay poco margen de maniobra presupuestal, pero que de acuerdo con instrucciones presidenciales se mantendrá la disciplina en las finanzas públicas… ¿De verdad supone el gobierno de la República que para contener la violencia es necesario que una institución federal controle todos los permisos de los centros de diversión, como bares y antros, que hoy emiten los municipios? ¿En serio?... Para entender cuál es la estrategia federal para el combate a la violencia de las bandas criminales, quizá habría que elaborar a fondo una cronología de los acontecimientos en Tepalcatepec. Ahí hay mar de fondo… Dice la oficial mayor de Hacienda, la señora Raquel Buenrostro afirma que los ahorros se han ido en pagar las deudas del gobierno anterior. Hace muchos años, un subsecretario de Hacienda me explicó que ese dinero estaba en el presupuesto que aprobaba el Congreso… Si las bancadas en el Congreso no dan la batalla, las leyes fiscales podrían convertirse en el equivalente de aquel generalizado artículo de “la disolución social”, aplicado a los adversarios políticos, con el agravante de que conlleva despojo de todos los bienes… Los amarranavajas buscaron que la renuncia de René Juárez, cosa de trámite por el cambio de dirigencia nacional del PRI, en una confrontación…

José Fonseca

Periodista Político

Café Político