Pemex, bajo la dirección de Octavio Romero Oropeza, necesita 80,000 millones de pesos y cuatro años para poder contar con el diésel que requieren los vehículos pesados, y hacerle frente a la nueva norma ambientalista 044 de la Semarnat.

Recursos que no se tienen contemplados ni tiempo con el cual se cuenta. Dado que en 14 meses entra en vigor la norma ambientalista de la Semarnat, al mando de Víctor Manuel Toledo.

Podría ser mucho tiempo 14 meses, pero cuando se trata de aplicación de normas o leyes, la realidad es que es apenas el tiempo suficiente para su aplicación o en su caso, el freno a un gremio industrial.

Este es el caso de los industriales de vehículos pesados, llámese camiones, tractocamiones y autobuses, los cuales se encuentran en la encrucijada, pues tendrán que cumplir la norma 044 ambientalista, de la Semarnat, pero no cuentan con el diésel necesario, y Pemex les dice que sí habrá diésel con menos niveles de contaminantes, pero no les da fecha.

Nos comentan que las reuniones que comienzan a darse entre el sector, encabezado por la ANPACT, al mando de Miguel Elizalde, y Pemex, que dirige Octavio Romero Oropeza; hay buena voluntad de que se pueda contar con un diésel con menos partículas de contaminante.

El gran “pero” es que Pemex necesita recursos por 80,000 millones de pesos y cuatro años para poder hacer frente a dicho requerimiento, así lo han manifestado directivos de la paraestatal.

En esto se incluye la creación de la refinería Dos Bocas. Lo cual es imposible de aquí a finales del 2020.

Es cierto que dicho tema venía requiriéndose desde el 2009, cuando México de frente a las normas de Estados Unidos y Europa, EPA y EURO, debieron tener un combustible más limpio.

Sin embargo, la historia se complicó cuando en el sexenio de Enrique Peña Nieto no se llevó a cabo ningún programa de mantenimiento y reconfiguración de las actuales refinerías, incluso en el 2015 se echó para atrás la reconfiguración y mantenimiento de las refinerías existentes. Dejando para el actual gobierno federal, bajo la Presidencia de Andrés Manuel López Obrador, dicha medida.

Nos aseguran que, de acuerdo con los tiempos, y lapso de incumplimiento con el nivel de combustible que tiene México con Estados Unidos y Europa, 10 años y un año, respectivamente, se podrá avanzar si se actúa al interior de la Secretaría de Energía, que comanda Rocío Nahle García, y Pemex, pero para autorizar que sigan conviviendo las normas vigentes.

A fin de cuenta, la norma ambiental contra el diésel se actualizó en julio de este año. Por supuesto, sin dejar a un lado, el seguir buscando el mantenimiento de las refinerías actuales y la inversión en alternativas.

Aunque de forma inmediata, la mejor alternativa será que la Comisión Reguladora de Energía, que dirige Leopoldo Melchi García, cambie la fecha de entrada de la norma 044 de la Semarnat.

De lo contrario, veremos un sector que frenará por completo sus inversiones en la renovación de flotillas, e incluso se prevé que se deje de ver a México como país consumidor, dando paso a que las exportaciones sean el único interés en territorio nacional.

No hay que olvidar que México es el sexto exportador de vehículos pesados, con 190,000 unidades; el cuarto exportador de vehículos de carga, con una producción de 160,000 unidades, y el primero en tractocamiones, con 100,000 unidades. Es decir, ya se cuenta con la tecnología, el gran, “pero” sigue siendo el nivel de diésel con el que se cuenta, siendo Pemex el principal productor del combustible, toda vez que atiende 75% del mercado.

Marielena Vega

Conductora

Salud, dinero y negocios

Socia Cofundadora, y conductora del programa de radio Salud, Dinero y amor. Programa de finanzas, negocios, economía y bienestar.