Fue invitado por el polígamo Jaccob (Gedleyihlekisa) Zuma, un Zulú de verdad, heredero del partido del Congreso Nacional Africano (CNA), bandera que llevó al poder a la leyenda: Nelson Mandela.

El viernes 11 de junio estarán juntos Zuma y Felipe Calderón Hinojosa, ese presidente mexicano que ordenó a su procurador general de la República, Arturo Chávez Chávez ir contra la diversidad sexual’’.

Y que además se atrevió a desafiar los preceptos de la Constitución General de la República, al decir que familia es un hombre y una mujer’’. Esto pese a que estudió en un colegio que no es para todos, sino La Escuela Libre de Derecho (ELD).

De donde han surgido muchos abogados de talento y lustre. Que ganaron batallas a los abogados de la UNAM, privilegiados del priísmo, contra sus amigos’’ que se hicieron nuevos ricos. Ahí está el resultado, casi 10 años sin Leyes en México, pero sí de impunidad.

Esa frase fue factor de esperanza para el cambio. ¿Entonces para qué hacer una encuesta? Que decidiera si el Presidente debía estar o no en Sudáfrica apoyando a la Selección Mexicana.

Eso valió queso. Incluso lo del El Vasco’’ Javier Aguirre Onaíndia, que evita el último apellido para ser un azteca’’ y no un conquistador-español. Quién lloró por el amor que siente por México, qué le enseño su padre, pero fue quien dijo ante sus coterráneos periodistas ibéricos que México está jodido’’.

Y ahora es la imagen del patriota, diciendo que somos –unos chillones derrotados- que van 100 y 200 años siendo los mismos, pero ahora, es el momento de ser nosotros’’ según la propaganda gubernamental.

¡Muchas gracias por el diagnóstico!

¡Hoy sabemos porque gracias al Presidente conservador y al europeo-azteca por qué somos mediocres!

COMMODATO

El Presidente estará en Sudáfrica con o sin los resultados de la encuesta. Nada más porque Zuma lo invitó, el cual como buen diplomático comentó que se tocarán temas relevantes sobre relaciones comerciales y culturales.

¿Preguntemos a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) qué lazos nos unen y qué intereses tenemos?

Esa sería una buena respuesta del Estado. Lo único que esperamos es que Calderón Hinojosa aprenda algo de sexo’’ obligado y no evite prohibir abortar’’ o que hay homosexuales en su país, incluso en su gabinete, que siguen esperando otros tiempos, igual que Ricky Martín, para salir.

O que hay naciones más avanzadas que no gastan la política en un monotema, como narcotráfico y cárteles, para no atender los grandes problemas nacionales, ya ni siquiera los graves.

Será que después del encuentro Sudáfrica-México, independientemente del resultado en el estadio Soccer City’’ de Johannesburgo, pueda entender, que el primero tuvo cinco esposas. Una de ellas murió en un supuesto suicidio y otra la expulso por infiel, o que la Ley de Dios sólo permite una. No creemos.

Y el deseo es que no lleve sal’’ a los 23 ratones verdes. Como tampoco que ocurra algo grave durante su ausencia en México, como se ha hecho costumbre.

¡Buen Viaje Señor Presidente!