Destinar cientos de millones de pesos para apartar una vacuna que todavía no existe es una buena previsión. Podría ser, no hay nada cierto en ello, que el próximo año alrededor del verano, en torno a la fecha de las elecciones intermedias, México pueda iniciar la aplicación selectiva de las primeras inmunizaciones.

Pero hoy es mucho más fácil y efectivo que el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien además de ser la máxima autoridad ejecutiva del país es un muy seguido líder moral, use el cubrebocas.

No se ha hecho público si el secretario de Educación, Esteban Moctezuma, se llevó alguna clase de reprimenda por hacer lo correcto y negarse dejar de usar la mascarilla en el Senado. Porque lo que sí vimos todos es cómo López Obrador obligó en público a su secretario de Hacienda, Arturo Herrera, a rectificar su declaración del uso del cubrebocas como un elemento de recuperación económica.

La conducción errática de la epidemia de Covid-19 ha provocado que la primera ola de contagios, que inició en marzo pasado, se extendiera durante toda la primavera y el verano sin tregua. El cuento de las curvas aplanadas no sirve ya de nada cuando estamos camino a los 100,000 muertos en los conteos oficiales.

Llegamos a estos tiempos en que empiezan a bajar las temperaturas y se vuelve un ambiente más propicio para la propagación del SARS-CoV-2 y otros virus de la temporada.

La historia nos la contó Europa. En febrero no hicieron mucho caso a los brotes iniciales, cuando el coronavirus se esparció, tomaron medidas obligatorias como el confinamiento y el uso de mascarillas. Lo contuvieron muy bien hasta que el desconfinamiento y las temperaturas bajas provocaron el actual rebrote.

México, sin medidas de autoridad y sin salir de la primera ola, se encamina al invierno con la misma estrategia sanitaria fallida, a lo que hay que sumar la presión de no haber tomado medidas económicas iniciales de respaldo a la gente en crisis, lo que hará más difícil que se decida el cierre de actividades no esenciales.

En términos económicos, el desplome del segundo trimestre del año no se ha visto acompañado de una recuperación importante. En menos de 15 días conoceremos el desempeño del Producto Interno Bruto (PIB) al cierre del tercer trimestre y no apunta a haber registrado un repunte significativo.

Esta parte final del año, con sus temperaturas más bajas, puede provocar una nueva desaceleración de innumerables actividades económicas que validen las estimaciones de una caída del PIB este año a doble dígito.

Pero lo más importante, entrar en una segunda ola en México implicará que haya más decesos, aunque presuman camas vacías en los hospitales.

Hacen falta medidas emergentes para el invierno, tanto en materia sanitaria, donde urge un cambio en la conducción de la fallida estrategia, como en materia económica, donde la mortandad empresarial es también elevada.

Una primera medida urgente en México, rumbo a esa segunda oleada, es algo tan simple y gratuito como que Andrés Manuel López Obrador, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, use cubrebocas.

En dos semanas difunden PIB del III Trim

Esta parte final del año, con sus temperaturas más bajas, puede provocar una nueva desaceleración de innumerables actividades económicas que validen las estimaciones de una caída del PIB este año a doble dígito.

El desplome del segundo trimestre del año no se ha visto acompañado de una recuperación importante. En menos de 15 días conoceremos el desempeño del Producto Interno Bruto al cierre del tercer trimestre y no apunta a haber registrado un repunte significativo.

Destinar cientos de millones de pesos para apartar una vacuna que todavía no existe es una buena previsión. Podría ser, no hay nada cierto en ello, que el próximo año alrededor del verano, en torno a la fecha de las elecciones intermedias, México pueda iniciar la aplicación selectiva de las primeras inmunizaciones.

Enrique Campos Suárez

Conductor de Noticieros Televisa

La Gran Depresión

Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Nacional Autónoma de México, con especialidad en finanzas por el Instituto Tecnológico Autónomo de México y maestro en Periodismo por la Universidad Anáhuac.

Su trayectoria profesional ha estado dedicada a diferentes medios. Actualmente es columnista del diario El Economista y conductor de noticieros en Televisa. Es titular del espacio noticioso de las 14 horas en Foro TV.

Es un especialista en temas económico-financieros con más de 25 años de experiencia como comentarista y conductor en radio y televisión. Ha formado parte de empresas como Radio Programas de México, donde participó en la radio empresarial VIP. También formó parte del equipo directivo y de talento de Radio Fórmula.