Del qué pasa , al qué no debes decir . Tratándose de estar en las redes sociales, los funcionarios del primer nivel en el régimen calderonista deben seguir, al pie de la letra, las pautas marcadas por Alejandra Sota. Los 20 integrantes del gabinete presidencial –los 19 secretarios de Estado, la Procuradora y el Consejero Jurídico de Los Pinos– no pueden darse el lujo de usar un gerundio. O de conjugar en pasado, a menos de que sea para contextualizar una actividad del presente.

Es la Gramática 2.0, la propaganda oficial en las redes sociales estrenada hace un mes, momento en que la Coordinadora de Comunicación Social de la Presidencia lanzó la nueva página de Internet de Los Pinos –hecha a imagen y semejanza del sitio web de la Casa Blanca de Barack Obama– y de los blogs de los voceros.

El decálogo del buen twittero calderonista recomienda hacer uso frecuente de palabras clave, directamente relacionadas con el legado del Presidente (Felipe Calderón) para reforzar el posicionamiento de los temas prioritarios. Esto contribuirá, además, a darles visibilidad en motores de búsqueda como Google .

Instrucciones, más que recomendaciones, que deben ser atendidas por los secretarios de Estado y/o sus coordinadores de Comunicación Social Mismas que deben –al menos eso– atenerse a un criterio de falsa modestia.

Las palabras clave deben ser principalmente sustantivos y debe procurarse no asociarlos a adjetivos calificativos, con el fin de que los hechos hablen por sí mismos y se evite el riesgo de caer en un tono de autocelebración . Se recomienda también evitar el uso de palabras negativas que por sí mismas tienen atributos negativos (sic), ya que pueden generar rechazo en quien las lee , establece en la página 18 el protocolo de uso de Twitter y Facebook para los altos mandos del gobierno federal, en vigor desde el 15 de marzo del 2011. Las palabras utilizables son el doble de las evitables , como consta en las recomendaciones de ese manual para los calderonistas en el asalto a las redes sociales.

Palabras a utilizar en voz del gobierno federal: acuerdo, ambiente, apoyo, atención, avance, cambio, ciudadano, cuidado, educación, empleo, gracias, impulso, infraestructura, logro, México, oportunidad, protección, reto, salud, seguridad, unidad, vivienda. Palabras a evitar: crimen, criminales, crisis, fracaso, guerra, lucha, posiblemente, problemas.

Verbos y frases recomendados para motivar a los usuarios de Twitter y de Facebook: apoya, comparte, conoce más, entérate, escucha, participa, recomienda, sigue, ve

En las redes sociales –instruye el documento, elaborado por el Sistema de Internet de Los Pinos– la voz de los secretarios debe ser auténtica, coherente y consistente . Sus micromensajes deben obedecer a un sentido estratégico y cumplir tres tareas específicas:

Deben informar, en el entendido de compartir con la ciudadanía los logros que se desprenden de la agenda cotidiana de la Secretaría y la visión que sustenta sus actividades . Deben explicar, para acercar a la ciudadanía a conocer y valorar las acciones de la Secretaría, así como de la Presidencia. Y deben fijar postura ante eventos coyunturales.

Esta visión de la comunicación oficial va más allá del e-Government, encabezada en el sexenio pasado por el publicista y ahora senador, Ramón Muñoz. Y es que, a diferencia de cualquier periodo presidencial, el ciberespacio se ha convertido en un vehículo de comunicación relevante para el calderonismo.

Ahora se busca minimizar los riesgos inherentes a la comunicación en tiempo real y maximizar su capacidad de impacto social. Pero, ¿por qué lo prefieren, en vez de la prensa escrita, los medios electrónicos convencionales o incluso otros medios alternativos, como podrían ser los anuncios espectaculares o los cineminutos? La respuesta es contundente: por medio de Twitter y/o de Facebook es posible enviar mensajes clave a cada vez más ciudadanos en un formato conversacional y de asimilación sencilla y rápida .

Este protocolo tuvo que ser leído por los secretarios del gobierno federal y sus equipos de Comunicación Social.

Hay premisas centrales: todas las secretarías del gobierno federal tendrán dos cuentas en Twitter, una de la institución y otra de su titular. Podrían crear cuentas adicionales, pero se resolverá caso por caso. Todas las secretarías tendrán una página oficial en Facebook para la institución. No habrá páginas oficiales para los titulares.

¿Por qué todas? Para mitigar los riesgos de la existencia de cuentas falsas.

Las primeras 10 páginas del manual están dedicadas a unificar la identidad gráfica de las cuentas de Twitter y de Facebook. A partir de la página 11, en el apartado referente a los contenidos , ya puede configurarse lo que podemos denominar el decálogo de lo calderonistas twitteros y facebookeros:

Posicionarán entre la ciudadanía los temas más relevantes de la labor del gobierno.

Darán prioridad a los mensajes relacionados con el legado del gobierno del presidente Calderón.

Evitarán asuntos que generen controversia o rechazo entre ciertos sectores.

Publicarán mensajes de alta relevancia y bajo riesgo.

Darán prioridad a los mensajes coyunturales que puedan ligarse con los mensajes del legado de la Presidencia.

Evitarán temas de conversación cotidiana, pues su presencia en Twitter debe tratarse como una comunicación institucional y no de carácter personal o privado.

No podrán estar en Facebook (disposición aplicable particularmente a los secretarios de Estado). En suma: deberán profesionalizar la forma en que se enuncian los mensajes institucionales en las redes sociales. Y, sobre todo, deberán promocionar los cuatro pilares de este gobierno: la recuperación económica y el empleo; el desarrollo de infraestructura, la salud y, por supuesto, la seguridad.