Ando en los 40 años. ¿El gran dilema es esperar a que me vacunen o salir de viaje a Estados Unidos?

Esta pregunta se la hacen los mexicanos, incluso muchos ya regresaron del país vecino con su segunda dosis. Se ofrecen diversos paquetes y autoridades estadounidenses ya abrieron y declararon oficial la vacunación para todos los turistas.

Hasta en estados como el de Nueva York hay vacuna contra covid de Johnson & Johnson, de una sola dosis.

No es que sean madres de la caridad. Para los dirigentes de Estados Unidos, bajo la presidencia de Joe Biden, la reactivación económica llega con la vacunación de las personas y el flujo del turismo interno, pero también externo.

Éstos son los puntos que debemos aprender. Sería totalmente diferente que México se enfocara en la vacunación masiva, más ágil, e incluso en la vacunación turística nacional e internacional.

Siempre se ha dicho que el turismo es uno de los pilares de la economía, y de frente al declive del petróleo, podría tomar el liderazgo como la gallina de los huevos de oro que alimente el potencial nacional. ¿Se debería pensar en reenfocar los programas sociales para vacunación y hasta reactivación de empleo?

La realidad es compleja si no se acelera el tema. En efecto, muchos mexicanos tienen la posibilidad de pagar un viaje a cualquiera de las ciudades del vecino país, otros no, de ahí que sería bueno reactivar el turismo nacional con vacunación masiva.

Pero no fluyen los recursos, menos en tiempos electorales. Y nuestro turismo ve una realidad muy distinta a la estadounidense.

La caída del 48% de esta industria está lejos de recuperarse, por lo menos no este año.

Y las expectativas para 2021 están lejos de ser alentadoras, considerando datos del Inegi, Banxico, OMT y WTTC.

La contribución del turismo mexicano respecto al PIB en 2019 fue de 8.70%, mientras que para este año apenas alcanzará el 1.50%, las llegadas de turismo internacional a México eran de 44.7 millones y este año apenas se prevén 27 millones.

Qué decir de la captación de divisas por turista, que ascendía a 24,816 millones de dólares y para este año se prevé alcance los 10 millones de dólares. Mientras que el empleo seguirá con una caída de 4.4 millones a 4 millones.

No hay manera de que estas cifras se reviertan y comience el despunte de esa actividad sin que haya vacunación, aunque las estrategias internas son esenciales. El turismo interno no es una solución para México, como tampoco pensar sólo en infraestructura o imaginar que el turismo virtual es turismo. Bien dice Adalberto Füguemann, un experto en el tema, que el turismo virtual puede ser cultura, pero sin pernoctar no es turismo.

¿Será que se puedan replantear los proyectos del Gobierno Federal en esta materia, para retomar e impulsar lo que se tiene con mayor dinamismo, inversión, apoyo a empresarios, mayor seguridad, vacunación y estrategia interna y externa? O será mucho pedir.

El declive es inminente y seguirá la dolencia de este gremio. Más cuando agencias como Vacation World Fraud descuidan su servicio, cobran el doble y no hay autoridad que diga o haga algo. Sectur, al mando de Miguel Torruco; Profeco, que comanda Surit Vega, y la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles, que encabeza Juan José Fernández Carrillo, parecen no tener conocimiento sobre las deficiencias y abusos que se cometen, y argumentan crisis pandémica. Los turistas parecen estar solos. ¿Y así se quiere reactivar el turismo? Vaya estrategias.

Marielena Vega

Conductora

Salud, dinero y negocios

Socia Cofundadora, y conductora del programa de radio Salud, Dinero y amor. Programa de finanzas, negocios, economía y bienestar.

Lee más de este autor