Muchas personas creen que cuando se jubilen van a vivir de lo que ahorraron en su administradora de fondos para el retiro (afore), pero la realidad es que seguramente no les alcanzará.

Todos los trabajadores que cotizan en el IMSS y están dados de alta en una afore aportan mensualmente 6.5% de su salario a su cuenta individual en la afore. Este ahorro se convertirá en su pensión al momento de jubilarse, pero ¿ahorrar 6.5% es suficiente? Veamos un ejemplo muy sencillo:

Hoy, un trabajador que tiene 18 años gana 10,000 pesos al mes y va a trabajar hasta los 65 años (sí, va a trabajar 47 años). De acuerdo con la Calculadora de Retiro de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), ahorrará un monto total de 760,000 pesos para su retiro (aproximadamente). En sus años laborando habrá ahorrado 360,000 pesos y ganado rendimientos por 400,000.

Con estos supuestos, la Consar estima que tendrá una tasa de remplazo de 39.2 por ciento. La tasa de remplazo es el monto porcentual que va a recibir de pensión basándose en su salario actual. En este ejemplo, el salario actual es de 10,000 pesos y si la tasa de remplazo estimada es de 39.2%, la pensión que recibirá mes a mes será de 3,926 pesos.

Ahora, viajando en el tiempo, hay que ir al momento de su jubilación en un mundo donde no existe la inflación; es decir, que esos 10,000 pesos que gana, hoy tendrán el mismo valor adquisitivo al momento de jubilarse. ¿Cree que le alcanzará con menos de la mitad de su salario actual? ¿No? Es momento de pensar ¿qué gastos puede reducir? Por ejemplo, ¿dejar de comprar ese cafecito diario? En fin, se puede pensar en muchos gastos que se pueden reducir y seguro vendrán a la mente muchos otros que no se pueden eliminar e incluso muchos gastos que hoy no se tienen y que con la edad sí se presentarán, como los gastos médicos que aumentan con la edad.

La OCDE recomienda una tasa de remplazo de 70%; sin embargo, la ideal debería de ser jubilarse con 100% del último salario para poder mantener el nivel de vida que se tiene actualmente. Viendo este escenario, tenemos que pensar: ¿cómo podemos mejorar nuestro retiro? ¿Qué podemos hacer hoy para mejorar ese mañana? ¿Qué se debe hacer para pasar de 39 a 70 o a 80% o, mejor aún, ¿cómo se puede llegar a ese 100% tan deseado? La única respuesta a estas preguntas es mediante el ahorro voluntario, ya sea a través de la afore o de otros instrumentos de inversión de largo plazo como pueden ser los fondos de inversión.

De acuerdo con la misma calculadora de la Consar, para obtener una tasa de remplazo de 70% se deberá ahorrar voluntariamente 616 pesos al mes adicionales a 650 que ya se aportan a su cuenta; es decir, deberá ahorrar 12.6% de su salario;  para llegar a una tasa de remplazo de 100% se deberá ahorrar voluntariamente 1,225 pesos al mes, lo que significa ahorrar 18.8% de su salario mensual.

En fin, el ahorro voluntario es muy difícil y requiere de grandes sacrificios, pero la decisión de obtener un retiro digno está en cada persona y dependerá de la disciplina que se tenga para ahorrar mes con mes. Es momento de tomar cartas en el asunto, porque si no se hace de manera individual, nadie más lo hará.

Si se desea usar la calculadora para estimar cómo será su retiro, puede consultarla aquí: https://goo.gl/vwWbdV.

El autor es Product Owner BBVA Invest.