Ante el próximo cambio de gobierno en México, la cuestión que más nos preocupa, en el plano internacional, es nuestra relación con el gigante que tenemos como vecino en el lado Norte de nuestro territorio.

Quien piense que el intercambio de cartitas amables entre Donald Trump y AMLO significa que Trump le va a bajar dos rayitas a su agresividad contra nuestro país, está más despistado que Cuco Leyva, el cantante e imitador, que le pidió a Andrés Manuel López Obrador, que investigara la muerte de Pedro Infante ya que según su información el ídolo de México no murió en el avionazo de 1957 en Mérida, Yucatán. Murió —imagino que de muerte natural— en el año 2013, a los 96 años de edad, en Delicias, Chihuahua, donde fue sepultado. Según el relato de Leyva nuestro Pedrito fingió su muerte en el accidente de aviación para poder huir de un político que lo tenía amenazado.

Pero el tema es Trump y su espíritu gandallesco que no va a cambiar porque está en su naturaleza. El magnate acostumbra fingir un aprecio del que abusa a su conveniencia y al que jamás corresponde. Así se ha manejado desde joven, tiene 72 años. Chango viejo no aprende maroma nueva.

Apenas unos días después del cambalache de melifluas misivas en las que sólo falto que alguno de los dos le pidiera al otro que se hicieran compadres, el empresario anaranjado, que usufructúa la presidencia del país del Norte, volvió a la carga y afirmó que muchos indocumentados  en territorio estadounidense “utilizan a los hijos para sus propósitos siniestros”.

¿Qué habrá querido decir el orate neoyorkino con la frase “(los indocumentados) utilizan a los hijos para sus propósitos siniestros”. Siniestro es sinónimo de malvado, perverso, amenazador, pérfido, maligno, espeluznante, entre otros peyorativos calificativos. ¿De cuándo acá buscar trabajo o una mejor forma de subsistencia en un país que no es el suyo tiene como propósito la maldad, la perversidad y la amenaza para los habitantes del país donde se buscan mejores condiciones de vida?

Según las notas de las agencias noticiosas AP, APP Y REUTERS, el mandatario estadounidense al que se le van las cabras —esto último lo afirma el que escribe—, exhortó al Congreso para que actúe en el arreglo de la leyes de migración, mismas que don Donald considera las más pequeñas y peores de cualquier parte del mundo. (Esta afirmación se la sacó de la manga el opulento y embustero ejecutivo, porque no me imagino que después de la diaria sesión de cama de bronceado y luego de elaborar su complicado peinado, verdadero ejercicio de equidad y de justo reparto entre la zona dotada de cuero cabelludo y el sector de alopecia androgénica, además del lanzamiento de tweets a diestra y siniestra, al inquilino de la Casa Blanca, le quede tiempo para, aunque sea una por día, leer las legislaciones migratorias de todas las naciones del mundo).

El bipolar potentado, estaba en su fase agresiva, cuando amenazó: “!Estaría dispuesto a ‘cerrar’ el gobierno si los demócratas no nos dan votos para la seguridad fronteriza, que incluya el muro!”.

Para la construcción del ansiado muro, Donald Trump, solicitó 25 millones de dólares. El presidente de la cámara baja, Paul Ryan, afirmó que ya se le asignaron mil 600 millones de dólares para la construcción y que los legisladores consideraban otro pedido adicional de 5 mil millones. Un cierre del gobierno federal podría suceder si el Congreso no aprueba los recursos para la operación del estado antes del 30 de septiembre, cuando finaliza el año fiscal. De ser así, el mandatario tomaría un riesgo político si permite que casi todas las funciones gubernamentales se detengan por completo el primero de octubre, poco más de un mes antes de las elecciones del 6 de noviembre, en las que el control republicano en las dos cámaras del Congreso estaría en peligro.

Aunque los demócratas no poseen los suficientes votos para bloquear la aprobación, en la cámara baja, del financiamiento del muro, tienen la fuerza para obstaculizar algunas iniciativas en el Senado. Ojalá y piensen en la necesidad de que su vecino del Sur tenga fuerza y genere riqueza.

Ayer y hoy

Cuando salió el CD con música grabada, todos consideramos superada la etapa del disco de acetato —se rompían y se rayaban—. Contra lo que todos pensamos se han vuelto a poner a la venta los discos de acetato. Así pasa en la política, Manuel Bartlett Díaz, fue el político que maniobró, electoralmente, para que Carlos Salinas de Gortari saliera presidente. Como premio Salinas lo nombró secretario de Educación Pública y gobernador del Estado de Puebla; después Bartlett se convirtió en enemigo de los gobiernos neoliberales. Aunque nunca ha manejado ni siquiera un aparato de toques de los que existen en las cantinas, ahora, Andrés Manuel López Obrador, le dio la  Dirección de la Comisión Federal de Electricidad. ¡Ánimas que no se le caiga el sistema y nos deje a oscuras!

WhatsApp

Eres la mujer más hermosa, inteligente, amable y simpática que he conocido en mi vida.

-Quieres llevarme a la cama, ¿verdad?

-¡Además lees la mente!

[email protected]

ManuelAjenjo

Escritor y guionista de televisión

El Privilegio de Opinar

Guionista de televisión mexicano. Conocido por haber hecho los libretos de programas como Ensalada de Locos, La carabina de Ambrosio, La Güereja y algo más, El privilegio de mandar, entre otros.