Se siente un gran alivio el que Trump no haya ganado las elecciones en Estados Unidos. Y esta sensación nada tiene que ver con su rival. El que un personaje mentiroso, misógino y racista esté fuera del inmenso reflector internacional que implica la presidencia estadounidense, debe representar un respiro para la humanidad. Sabíamos desde un inicio que su discurso empoderaría a grupos racistas, y así fue. Aun así, con Trump fuera la jugada, no hay que olvidar que más de 70 millones de personas votaron por él y eso nos deja muchísimas lecciones: en especial, a los medios de comunicación.

El triunfo de hace cuatro años de Donald Trump no se explica sin dos factores: el descontento con la política y los medios de comunicación. Èl rey del reality show, era también el rey del rating, y como bien se repite en estos lugares: que hablen bien o mal, pero que hablen, y él, como muchas otras figuras políticas saben capitalizar el tiempo aire. Tenemos que dejar de ser meros transmisores para ser curadores de la información, distinguir lo valioso y poner en su lugar las mentiras o trivialidades.

El poder de la víctima: con tantos grupos vulnerables alzando la voz, el lugar de víctima ha adquirido un espacio casi incuestionable. El problema, está en que quien ostenta todo el poder, difícilmente puede ser considerado víctima. Cuando un poderoso se asume víctima. debería levantar más sospechas que compasión.

El discurso del error. Cuando nos acostumbramos a decir o leer que todo está mal hecho, entonces destruirlo todo, es justificable. Saber reconocer los aciertos de anteriores administraciones y la actual tiene que ser una constante desde la trinchera ciudadana y mediática.

Sé que las comparaciones entre López Obrador y Trump son, de tan obvias, inevitables. Pero más que preocuparme el escenario en el que se mueve México, de un cinismo tan grande que habría que encontrarle un nuevo nombre, es el camino que hoy estamos pavimentando. Porque el peor error ha sido siempre, pensar que no podemos estar peor, finalmente, eso nos puso donde estamos.

Pamela Cerdeira

Periodista, conductora, locutora, escritora y comunicadora mexicana

Columna invitada

Periodista, conductora, locutora, escritora y comunicadora mexicana. Conduce el programa "A Todo Terreno" en MVS Radio. Ha escrito para diversas publicaciones y trabajado en distintos espacios en radio y televisión.

Lee más de este autor