El trigo es el cereal más utilizado en la alimentación humana y, por lo tanto, uno de los commodities con mayor demanda en los mercados internacionales. De acuerdo con información del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés), durante el ciclo comercial 2011/12, la producción mundial de trigo alcanzó un récord de 695 millones de toneladas. Este volumen fue 1.3% más alto que la cosecha récord del 2009/10, situación que se relaciona con los altos precios del grano durante los últimos dos años, así como por las condiciones climáticas que favorecieron al cultivo en las principales regiones productoras.

Por su parte, el consumo reportó un máximo histórico de 687 millones de toneladas, incentivado por mayor uso forrajero del grano, que creció 24.3% para alcanzar 144.8 millones de toneladas, mientras que el consumo humano e industrial creció sólo 0.9%, al reportar un volumen de 542.2 millones de toneladas.

El USDA, de acuerdo con sus más recientes estimaciones, prevé que durante el ciclo comercial 2012/13 se cosechen 658.8 millones de toneladas de trigo a nivel global. Esto es un descenso de 5.2% con respecto a la oferta del ciclo anterior y de 1.0% en comparación con el promedio de los últimos cinco años.

La previsión de disminución en la oferta se deriva de menores cosechas esperadas en algunos de los principales países productores.

Lo anterior a causa de la sequía y altas temperaturas en sus principales regiones productoras, en particular en Rusia, cuya oferta reportaría su nivel más bajo en nueve años.

En contraste, la producción en China, India y Estados Unidos, que en conjunto aportan 37.3% de la oferta mundial, se incrementaría 0.1, 8.1 y 13.5%, en ese orden.

En tanto, se estima un consumo mundial de 681.2 millones de toneladas, es decir, 5.1% menor que en el 2011/12, pero 5.1% mayor que el promedio de los últimos cinco años. Como resultado, los inventarios de trigo al final del ciclo descenderían a un volumen cuya proporción con relación al consumo global sería de 25.9 por ciento.

Así, se prevé que los precios del cereal en el mercado internacional continúen altos y con presiones para mantenerse en esos niveles. Éstos han oscilado entre 300 y 335 dólares por tonelada durante los últimos dos meses, es decir, cercanos al segundo máximo de 337 dólares por tonelada de febrero del 2011, aunque inferiores al máximo histórico de 476.5 dólares por tonelada registrado en febrero del 2008.?

*Darío Gaucín es especialista en la Subdirección de Investigación Económica de FIRA. La opinión es responsabilidad del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA. [email protected]