Pese al llamado que hicieran legisladores y sociedad civil para endurecer las leyes y permisos de construcción en la Ciudad de México tras los sismos de septiembre pasado, nos dicen que las prácticas relacionadas con el tráfico de influencias en el ámbito inmobiliario siguen dándose entre abogados, desarrolladores y autoridades capitalinas, prácticas que costarán alrededor de 38,000 millones de pesos en reparaciones. Uno de los casos más relevantes es el que involucra al abogado Luis Miguel Campos Díaz de la Vega, quien presume en los tribunales su amistad con el exsubprocurador Óscar Montes de Oca, y su cliente, Luis Alberto Castillo Lanz Carpizo, primo del exrector de la UNAM Jorge Carpizo, quienes son señalados de utilizar sus apellidos para pedir favores como manipular expedientes de construcciones en la Consejería Jurídica y el Registro Público de la Ciudad de México, situación que les permitiría apoderarse de terrenos de manera ilegal.

Castillo Lanz ha sido señalado por operar transacciones inmobiliarias que no acatan los requerimientos establecidos en la normatividad de construcción vigente, e incluso, se le acusa de realizar despojos con documentación alterada en perjuicio de particulares, tal como consta en el expediente 534/2017 de la Fiscalía Desconcentrada en Investigación de Delitos Ambientales y Urbanos de la Procuraduría de Justicia capitalina.

Organizaciones vecinales como La Voz de Polanco, Suma Urbana y Vecinos Unidos han señalado que Luis Alberto Castillo Lanz Carpizo está involucrado también con el denominado Cártel inmobiliario, encabezado por los hermanos Ross Castillo, acusados de la construcción de una obra ilegal en Bosque de Framboyanes #495, en la delegación Miguel Hidalgo.

Pese a las múltiples denuncias de los vecinos de la zona, encabezadas por Regina Betanzo, nos cuentan que la mencionada construcción ha superado a la autoridad de la delegación, al Invea, de Meyer Klip, e incluso a la subsecretaría de gobierno de la capital, quienes desde el 2015 han “omitido” las solicitudes de los colonos.

Duopolio, en publicidad exterior

La estrategia de “Reordenamiento de Publicidad Exterior”, orquestada en los últimos meses desde la dirección jurídica de la Seduvi a cargo de Isidoro Rendón, obliga a las empresas, por encima de lo que establece la ley, a reducir 70% en promedio sus inventarios de anuncios y retirar el resto en un periodo no mayor a los 30 días, en el mejor de los casos.

El Reordenamiento va, y es una estrategia que pone contra la pared a las micro y medianas empresas favoreciendo, dicen, a las dos compañías más grandes que participan en el mercado. JC Decaux (vendor) empresa extranjera, y Rentable, de Ricardo Escoto Núñez, preparan la cartera para invertir algo así como 2,000 millones de pesos con el fin de mantener entre ambas el mercado en los acotadísimos nodos y corredores publicitarios.

Nos comenta que la prisa que existe por parte del gobierno de Mancera Espinosa en limpiar la Ciudad de México de anuncios publicitarios no obedece a una medida de protección civil a raíz del sismo, ni a un tema de orden visual, sino a los compromisos que ha adquirido la Seduvi, de Felipe de Jesús Gutiérrez, con empresas trasnacionales a las que les ha dado las concesiones de la ciudad.

Voz en off

El Corporativo Revko, que a nivel comercial dirige Alejandro Soriano, está lanzando una nueva línea de productos para smartphone fortaleciendo esta estrategia con su marca Evorok, que complementa sus otros artículos con cámaras deportivas, drones y accesorios. Además de su tecnología para quienes realizan actividades físicas, de aventuras y cualquier tipo de reto físico. Esta empresa originaria de Guadalajara, Jalisco, se ha posicionado en varias categorías como una de las tres principales del mercado, siendo una firma sólida que compite directamente contra empresas de capital extranjero con costo accesible para los mexicanos...

Julio Pilotzi

Columnista de Negocios

Split Financiero

Periodista con 20 años de experiencia en los medios de comunicación. Colabora actualmente en el Noticiero En los Tiempos de la Radio de Óscar Mario Beteta.