La firma mexicana de infraestructura Tradeco, que preside Federico Martínez, este año ha formado una alianza con la firma española Acciona Infraestructuras para, en conjunto, competir por la construcción de un puente en el sector Atlántico del Canal de Panamá, cuya inversión requerirá un monto superior a los 3,000 millones de pesos; Tradeco ya ha ganado proyectos en países de Centroamérica. Federico Martínez sabe que no será tarea sencilla adjudicarse este proyecto pero confía en la capacidad e ingeniería para competir contra la sociedad brasileña-surcoreana Odebrecht-Hyundai, así como la empresa francesa Vinci Construction Grands Projets.

Tradeco está de fiesta, pues cumple 20 años en el mercado. No con pocos problemas ha disputado un nicho a gigantes de esta industria como Grupo Ideal, de Carlos Slim; ICA, que encabeza Bernardo Quintana Isaac, y, desde luego, la española OHL, que en México lidera José Andrés de Oteyza. Tradeco es una firma que en el tiempo que lleva ha dado pasos agigantados para lograr consolidarse; a la fecha ya cuenta con sus más de 8,000 trabajadores y se trata de una de las constructoras más importantes de México y Latinoamérica, con obras emblemáticas como el Puente Baluarte, que demandó una inversión de 2,000 millones de pesos; el desvío ferroviario Cuyutlán, y el puente Albatros, cuya inversión fue de 700 millones de pesos.

Este año, además de celebrar junto con sus socios estratégicos, darán el campanazo con la entrega del Complejo Penitenciario Federal Número 3 de Papantla, Veracruz, clasificado como de Supermáxima Seguridad, cuya inversión supera los 2,600 millones de pesos.

La diversificación de esta compañía le ha permitido especializar a más de 200 ingenieros mexicanos en construcciones con tecnología de punta, lo que incluso ha sido reconocido a nivel internacional y nacional.

Y es que la apuesta de Federico Martínez con Tradeco para nada es descabellada pues, de acuerdo con estimaciones de la consultora PricewaterhouseCoopers, los mercados emergentes representarán 55% de la construcción mundial de aquí al 2020 desde 46% actual, gracias a una población que aumenta aceleradamente, una veloz urbanización y un robusto crecimiento económico.

Además, estimaciones de Global Construction Perspectives y Oxford Economics prevén que durante la próxima década se invertirán 97.7 billones de dólares en construcción a nivel mundial y el sector se expandirá 5.2% en promedio cada año, superando el crecimiento del PIB global.

Conocedor de esta realidad, Tradeco se ha convertido en un jugador del mercado fuera de las fronteras de nuestro país con argumentos como la construcción del puente más alto del mundo, con una inversión superior a los 2,000 millones de dólares, así como ganar un contrato por 140 millones de dólares para la ampliación y modernización de la carretera Medellín-Quibdó en Colombia, lo que mejorará la logística y el desarrollo del libre comercio en el país sudamericano.

En Argentina, Petrobras pone sus barbas a remojar

Resulta que, ante la reciente expropiación de la petrolera YPF por el gobierno argentino, el mensaje sobre el riesgo de cualquier inversión llegó al vecino carioca.

El diario brasileño Valor Económico acaba de publicar un artículo en el que explica los detalles de las precauciones que ya está tomando Petrobras. El artículo, titulado Petrobras disminuye su presencia en Argentina , afirma que, si bien el gobierno brasileño no desea que Petrobras salga de Argentina, debido al ambiente de negocios en ese país, la presencia de la estatal se viene reduciendo lenta y gradualmente en el país vecino. Petrobras llegó a Argentina en el 2002 con la adquisición de la firma Peres Companc y de la petrolera Santa Fe. Desde el 2009, Petrobras ha reducido su estructura en Argentina.

Por ejemplo, Petrobras ya despidió 400 funcionarios, vendió todo el segmento de fertilizantes y la refinería que tenía en San Lorenzo, así como una parte de su red de 363 puestos de combustible.

El proyecto de modernización de la refinería Bahía Blanca, la única de la estatal argentina, no fue aprobado por el Consejo de Administración de la petrolera.

La producción de Petrobras en Argentina, que llegó a ser de 140,000 barriles diarios a mediados de la década pasada, el año anterior fue 98,000 barriles. En medio de la expropiación de YPF y la cancelación de concesiones de Petrobras en Neuquén, la presidenta de la estatal, Graça Foster, se reunió la semana anterior con el ministro argentino de Planeación, Julio de Vido. No se tiene detalles del encuentro pero no es difícil afirmar que la seguridad de las inversiones de Petrobras en Argentina fue uno de los temas que se trataron.