Estados Unidos y Canadá han condicionado la renegociación del Tratado de Libre Comercio a un aumento salarial en México ya que, en su perspectiva, esto significaría justicia y equilibrio en términos de competencia comercial entre los tres países. Los análisis comparativos parecen avalar su postura.

El salario mínimo vigente, establecido en 80.04 pesos, o su equivalente, apenas arriba de 4 dólares estadounidenses diarios, contrasta con la exigencia de la misma cantidad por hora para iniciar negociaciones.

Distintas voces en los tres países coinciden en que los montos salariales en México promueven la pobreza y acentúan la desigualdad y que un incremento no sólo es necesario y urgente, sino acorde con valores y principios de toda sociedad humana.

Los postulados constitucionales que refieren a los alcances del salario mínimo han sido objetados por especialistas laborales, fiscales y en recursos humanos, considerando que éste debiera ser la cantidad suficiente para lograr la subsistencia de un trabajador y su núcleo familiar, lo cual no ocurre en términos reales.

Los bajos salarios pagados en México aparentan una ventaja competitiva, lo cual debe ser objeto de un análisis más profundo, en el que se consideren las características y condiciones de cada uno de los tres países y no sólo los valores de remuneración, que nos llevarían a una conclusión única.

Los sectores de actividad económica y su preponderancia en cada país definen su grado de desarrollo y el nivel de ingresos que pueden obtener las unidades de negocio y que por tanto pueden repercutir en sus trabajadores.

Los que sostienen su economía en el sector primario y por tanto fincan sus actividades alrededor de la extracción de materias primas derivadas de recursos naturales difícilmente generan valor agregado y por tanto tienen ingresos menores. México emplea a 14% de su Población Económicamente Activa en este sector.

El sector secundario supone extracción o transformación, inversión en activos y mejores márgenes de operación respecto del sector primario. Aquí podría ubicarse una buena parte de la actividad económica mexicana, en cifras del Inegi 24% de trabajadores se desempeña en este ámbito.

Las economías de sector terciario conformadas por comercio y servicios requieren de menos inversión y generan mayor rentabilidad, cifras de la misma fuente ubican aquí 62% de concentración de trabajadores nacionales.

Actualmente existen dos nuevos sectores económicos, el cuaternario o sector de la información, que involucra investigación, desarrollo e innovación, y el quinario, compuesto por conceptos de orden cultural, entretenimiento, salud o educación aderezados con elementos tecnológicos, ambos derivados de la evolución del terciario. En estos últimos invierten con ahínco EU y Canadá.

No pueden tasarse de la misma forma a empresas que operan al amparo de distintos sectores económicos y con diferentes elementos tecnológicos.

Los factores de la producción son elementos de un todo y no pueden tener una suerte distinta a la de la empresa. Si ésta tiene márgenes de utilidad bajos, la mano de obra se remunera con importes equivalentes.

En la estructura de costos de las empresas en México los salarios son una parte importante, por lo que incrementar el monto de los pagados en el país implicaría necesariamente aumentar el valor de los bienes y servicios, con la consecuente inflación, intrínsecamente asociada al aumento de precios.

Los salarios no pueden aumentarse ni por decreto ni por acuerdo comercial, deben regirse entre otras condicionantes por valores de mercado, por oferta y demanda. Si se decidiera desde las negociaciones del TLC aumentar los salarios y equipararlos a los de EU o Canadá, los resultados serían funestos para la economía nacional.

Deben mejorarse los salarios en México, eso es innegable, sin embargo, no puede solucionarse en una negociación de meses un rezago que tiene muchos años de ser parte de nuestra economía y que tiene origen en múltiples factores.

*Director General del Centro Administrativo de Desarrollo Empresarial (Cadem) y asesor de GINgroup