Viene una tormenta comercial de proporciones impredecibles para México.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció ayer, vía twitter, aranceles crecientes, a partir de 5%, a todos los productos de exportación mexicanos, en represalia por el aumento del flujo de migrantes centroamericanos que cruzan por México para llegar a EU.

Muy probablemente hoy reaccionarán los mercados al anuncio que, de concretarse, implicaría serios daños para la economía mexicana.

Y muy seguramente, el gobierno mexicano tendrá que reaccionar con la eventual aplicación de aranceles a las importaciones estadunidenses. Será, sin duda, un escenario de perder-perder, para Estados Unidos y para México, pero evidentemente con mucho mayores daños para México, aunque sin duda también sufrirán las cadenas de proveeduría y los consumidores estadunidenses.

Palo y zanahoria

El presidente de Estados Unidos es un feroz negociador y, con México, en la recta final hacia la ratificación del acuerdo comercial trilateral, continúa utilizando la estrategia de palo y la zanahoria.

Desde Washington nos enteramos ayer de dos noticias, una buena y otra mala.

La buena, es que el presidente Trump envió un borrador de declaración al Congreso, que avisa al cuerpo legislativo que el pacto podría llegar pronto.

La mala es que el propio presidente Trump anuncia aranceles a todos los productos mexicanos en represalia, por el aumento del tránsito de centroamericanos a EU.

Los aranceles de 5% estarán vigentes a partir del próximo 10 de junio y aumentarán gradualmente hasta que “se resuelva el problema de la migración ilegal”

Ambas noticias se registran en el contexto de lo que parecía una ventana de oportunidad para que se ratifique, en los congresos de los tres países, el acuerdo comercial trilateral.

De inmediato, ayer mismo, el subsecretario para América del Norte, Jesús Seade, de la Secretaría de Relaciones Exteriores, dijo que México responderá en forma enérgica.

Reconoció que, de concretarse los aranceles en contra de las exportaciones mexicanas, sería desastroso para México.

Con las dos noticias provenientes de la Casa Blanca y la respuesta del representante del gobierno mexicano se tensa la relación comercial, que parecía avanzar hacia la alineación que permitiría la ratificación del acuerdo.

Ventana de oportunidad

En el caso de la buena noticia, se trata de una declaración de acción administrativa, enviada a pesar de  que la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y otros demócratas todavía presionan para que el gobierno estadunidense revise los temas que desde su punto de vista todavía pueden ser objeto de cambios.

Con este movimiento, se abre una ventana de 30 días para que el gobierno de Trump presente la legislación respectiva completa, en torno al nuevo acuerdo.

Lo que seguiría es que el gobierno estadunidense envíe el USMCA, como le nombran al T-MEC en EU.

Aranceles crecientes

Por lo que toca a la mala noticia, cayó como un balde de agua fría, que el mismo presidente estadunidense anunció la aplicación de nuevos aranceles contra México, para obligar al gobierno mexicano a enfrentar con mayor eficacia el aumento de migrantes centroamericanos que buscan asilo en EU.

Al interior de la Casa Blanca se registra una fuerte presión por parte de algunos asesores de Trump, para convencerlo de no aplicar nuevos aranceles, porque representaría una amenaza para los mercados financieros y pondría en peligro la aprobación del acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá.

Mexico y Canadá, preparativos

Apenas unas horas antes, los gobiernos de Canadá y México dieron los pasos correspondientes para avanzar en la aprobación del USMCA o T-MEC en sus respectivos países.

El borrador que envió la Casa Blanca implica un soporte a las acciones que sus socios comerciales de América del Norte han tomado esta semana para llevar el acuerdo hacia la aprobación en sus respectivos países. México dio los primeros pasos para ratificar el nuevo pacto de América del Norte en su Senado el jueves. Canadá presentó un proyecto de ley a principios de esta semana para implementar el acuerdo.

Aunque la medida representa el paso más significativo hasta el momento hacia la ratificación en EU, no garantiza que el acuerdo comercial se vote en un futuro cercano.

Cuando parecía que el T-MEC avanzaba, llega Donald Trump y todo lo descompone.

ATISBOS

RECORTE.- Sigue creciendo la lista de las firmas financieras que recortan su pronóstico de crecimiento de la economía mexicana. Esta vez lo hizo UBS. Reduce su expectativa de crecimiento para el cierre de este año 2019 a 1.2% desde 1.7%. Entre otras instituciones que han recortado sus pronósticos están el Banco de México, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial, la Comisión Económica para América Latina (Cepal) y la Secretaría de Hacienda.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.