Hoy en CFE se escribe una historia titulada El (t)error de Ochoa porque el liderazgo se ejerce como en las paraestatales soviéticas. No, en serio. Está rudo el director, va un botón de muestra.

¿Puede una empresa que ha perdido cerca de 140,000 millones de pesos en dos años costear proyectos por 15,000 millones de dólares? Bueno, en CFE creen que sí y es un tema a tratar este martes en la reunión de su Consejo de Administración. Hay que conocer las fuentes de pago para un programa de gasoductos diseñado en un contexto de 13 pesos por dólar ahora que ronda los 19. Ojo, el costo en dólares subió 46 por ciento ¿De verdad siguen viables esos proyectos?

Sabemos que desde el 2013 estos proyectos tenían problemas fuertes. Los cuestionamientos sobre su viabilidad se los hicieron saber los técnicos a Guillermo Turrent, director de Modernización, y al abogadazo Eugenio Herrera, director legal de CFE Internacional; pero no, no entienden. Lo suyo es el show business, la farándula, no la electricidad.

Su argumento es de risa. Los gasoductos se construirán por menos de lo pensado en 25 por ciento. Es decir, su presupuesto estaba sobrado, muy mal hecho y, sobre todo definitivamente , inflado. La verdad es que deberían de correr a todos los de la dirección de Modernización de la CFE y al abogadazo porque hacen un presupuesto evidentemente fallido que no es un ahorro, cuando mucho un costo evitado.

Dos datos muy importantes, útiles para poder declarar en quiebra a la CFE y venderla por retazos como ocurrirá a Pemex en su programa elegantemente llamado Desincorporación de Activos como se planteó en la reforma eléctrica propuesta por Ernesto Zedillo y su entonces secretario de Energía, Luis Téllez.

Hay dos artículos de la ley, derivados de la reforma energética, que permiten a la empresa productiva del Estado venderse. El artículo 150 de la Ley de la Industria Eléctrica y el artículo 65 de la Ley de la CFE. Sin entrar en detalles legales, seguro el abogadazo sabe más que nadie digo, se dedica a filtrar información a sus antiguos patrones que la suma de ambos abre el camino para que se puedan vender o regalar, como se hizo con el SME regiones completas de activos de generación.

Una de las respuestas de la CFE es que los gasoductos se van a pagar con sus ingresos recuperables, eso significa que será con las únicas ventas posibles, las de electricidad. Eso es lo que venden y las tarifas son el único vehículo para obtener estos ingresos, pero están 30% por debajo de sus costos de producción.

Otro ingreso es la venta de activos. Si no suben las tarifas ¿qué camino queda?

Por cierto, hay tres elementos que hay que tomar en cuenta en la ecuación: el Estado mexicano ya no es garante de la deuda de la CFE; el patrimonio de Pemex es mucho más grande que el de la CFE y por eso pudo aguantar más, y el acuerdo con el SUTERM pospone por cinco años la crisis de pasivos laborales, no la resuelve de fondo.

Buzos

1.-El director de Pemex, José Antonio González Anaya, fue a Europa a intentar vender Trión, pero allá, como lo ven, es que es un lindo proyecto, un PDF bien diseñado, no un verdadero negocio. Por cierto, lo que comentan es que, de paso, le dio una vuelta al fondo Greensill para que regrese a México.

2.-Pues, pese a todo, Francisco Fuentes sigue en la oficina de Pemex Logística y no se le ven ganas de salirse; el lunes de la semana pasada citó a junta y repartió tareas a todos sus operadores, de hecho espera resultados esta misma semana.