Los 51 ingenios azucareros de México produjeron 5.96 millones de toneladas (mdt) de azúcar en la zafra 2016/17, es decir, un volumen 2.6% menor con respecto a la previa. Destacan como principales factores en las disminuciones de la producción la reducción en el volumen de caña de azúcar molida así como en el rendimiento en fábrica. Lo anterior, de acuerdo con información del Comité Nacional para el Desarrollo Sustentable de la Caña de Azúcar (Condesuca)

Para el ciclo comercial de octubre-2016 a septiembre-2017, se estima un consumo nacional de 4.47 mdt de azúcar, importaciones por 33,500 de toneladas, exportaciones hacia Estados Unidos por 983,800 toneladas, exportaciones hacia otros países por 253,500 toneladas, y exportaciones al amparo del programa Immex por 330,000 toneladas.

Los inventarios al final del ciclo se ubicarían en 992,500 toneladas. Así, las exportaciones representarían 26.3% de la producción nacional de azúcar.

El USDA estima que la producción de azúcar en México durante la zafra 2017/18 crezca a una tasa anual de 2.4 por ciento.

Como es conocido, las exportaciones de azúcar mexicana a Estados Unidos están sujetas a lo establecido en los Acuerdos de Suspensión firmados en el 2014 entre México y ese país, con lo cual Estados Unidos suspendió las investigaciones antidumping y sobre subsidios para el azúcar procedente de nuestro país.

Uno de los elementos más importantes de los acuerdos es el establecimiento de un cupo máximo de exportación, que para el ciclo comercial 2016/17 se determinó en 983,800 toneladas valor físico.

En agosto pasado, dicho cupo se elevó 9.0%, luego de que el USDA determinó que había una necesidad de azúcar adicional de México durante el ciclo comercial vigente.

Así, el monto del cupo total para exportar a Estados Unidos en 2016/17 es de 1.073 millones de toneladas métricas valor físico.

De acuerdo con información del Conadesuca, al 27 de agosto pasado, se habían exportado a Estados Unidos 865,400 toneladas métricas valor físico.

A partir del próximo ciclo comercial 2017/18 entrarán en vigor las enmiendas a los acuerdos de suspensión firmadas en junio pasado por representantes de los gobiernos de Estados Unidos y México y de la industria azucarera mexicana.

En las enmiendas se modificaron algunos elementos establecidos en los acuerdos de suspensión, relativas a la determinación del cupo de importación, restricciones temporales a las exportaciones mexicanas, proporción máxima de azúcar refinada que puede exportarse, definición de azúcar cruda y refinada, precios mínimos de referencia de exportación, restricciones en el empaque y transporte de azúcar cruda y necesidades adicionales de azúcar de Estados Unidos.

Un aspecto relevante actualmente en el mercado azucarero nacional son los altos precios del dulce. Durante julio del 2017, los precios del azúcar estándar y refinada en el mercado nacional registraron niveles máximos históricos de 16,734 y 18,010 pesos por tonelada.

Asimismo, según estimaciones propias, con base en la metodología para el cálculo del precio de referencia del azúcar base estándar para determinar el pago de la caña de azúcar a los productores primarios, se espera que para la zafra 2017/18 dicho precio registre un incremento anual de alrededor de 19 por ciento.

*Darío Gaucín es Subdirector de Análisis del Sector en FIRA. La opinión aquí expresada es del autor.