En los últimos días, a través de los diversos medios informativos, se ha hecho énfasis en el significativo incremento de los precios de algunas hortalizas como la cebolla y lechuga, y frutas como el aguacate y limón. El día de hoy, veremos la situación del mercado de dichas hortalizas y sus perspectivas para las próximas semanas

En los últimos días, a través de los diversos medios informativos, se ha hecho énfasis en el significativo incremento de los precios de algunas hortalizas como la cebolla y lechuga, y frutas como el aguacate y limón. El día de hoy, veremos la situación del mercado de dichas hortalizas y sus perspectivas para las próximas semanas

De acuerdo con información de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), la estacionalidad de la producción de cebolla durante los últimos 10 años (2003-2012) indica que durante el mes de enero se producen 64,800 toneladas. Es decir, el nivel de producción durante este mes representa 5.4% de la producción anual y es el más bajo del año. No obstante, el panorama se complica cuando existe concentración estatal de un producto. Por ejemplo, Michoacán representa 24% de la producción nacional de cebolla durante el mes de enero. Además, el riesgo incrementa cuando las condiciones climáticas son adversas. En este sentido, la presencia de lluvias atípicas ocurridas durante el último mes en Michoacán ha generado que la cosecha del tubérculo presente retrasos, lo que ocasionó que durante la primera semana de este año el precio incrementara en 71% a tasa anual.

En el caso de la lechuga, ocurre una situación similar. Durante enero se cosecha 1.0% de la producción anual, es decir, el nivel más bajo en el año. En este producto, nuevamente Michoacán sobresale como principal proveedor durante este mes. De acuerdo con la Sagarpa, la producción estatal promedio durante los últimos 10 años en dicho mes ha sido de 648 toneladas, es decir, representa 27.8% de la producción nacional mensual. De esta forma, el alza originada de 14.3% a tasa anual durante la primera semana de enero obedece principalmente a la estacionalidad del producto y a un incremento de la demanda durante las fiestas de año nuevo y Navidad.

De esta forma, el incremento de los precios reportados para el caso de la cebolla y lechuga es temporal, toda vez que se normalicen las cosechas de cebolla en la zona norte de Michoacán, y que entre al mercado la producción de lechuga de otras zonas importantes en la producción como San Luis Potosí y Guanajuato.

Cabe mencionar que no existe evidencia de que los cultivos hayan sufrido afectaciones significativas en su desarrollo dado las condiciones climáticas suscitadas, por lo que se estima una reducción de precio para dichos productos en las próximas semanas.

El día de mañana analizaremos la situación del mercado del limón y del aguacate.

*José Ramón Ojeda Ledesma es especialista de la Subdirección de Evaluación Sectorial de FIRA. La opinión es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA. [email protected]