La comisión antimonopolios está acorralando a punta de multas al principal operador de telefonía fija y móvil en México: Telmex-Telcel, ambas de Carlos Slim Helú.

La Comisión Federal de Competencia (CFC), que preside Eduardo Pérez Motta, anunció una nueva multa a Telmex; esta vez por 91 millones de pesos.

La causa de la sanción es que Telmex negó durante siete meses la interconexión a la empresa GTM, filial de Telefónica.

La denuncia la interpuso la empresa afectada en el 2007.

En abril pasado, la misma CFC notificó una multa por casi 12,000 millones de pesos en contra de Telcel, de América Móvil, también por prácticas anticompetitivas (en la modalidad de estrangulamiento de precios) reincidentes. Hay que recordar que, en este caso, la denuncia respectiva fue presentada por Axtel, Alestra, Marcatel, Megacable, Protel y Telefónica, desde el 2006.

La nueva multa, notificada ayer, sanciona una práctica anticompetitiva de la operadora de telefonía fija y también es reincidente.

A pesar de la reincidencia, la comisión antimonopolios no le aplica la sanción máxima de 10% de sus ingresos o de sus utilidades, por la temporalidad de siete meses de la práctica anticompetitiva y porque la afectación fue a una sola empresa.

Tales condiciones atenuaron la multa -que se finca por votación mayoritaria de cuatro a uno-, de lo contrario, por tratarse de una práctica anticompetitiva reincidente, cabría la aplicación de la máxima sanción, similar a la que aplicó la CFC a Telcel hace casi dos meses.

El infractor confeso

Esta segunda multa aplicada a Telmex es emblemática porque representa un caso en el que el operador es infractor confeso.

Se trata de una historia muy ventilada en los medios de comunicación.

Recuerde usted -se lo conté en este espacio en su oportunidad- que GTM, la filial de Telefónica, que preside Francisco Gil Díaz, denunció ante la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), que entonces presidía Héctor Osuna, la negativa de Telmex a interconectarla.

Durante seis o siete meses, la Cofetel no hizo absolutamente nada al respecto.

La operadora recurrió a la CFC y ésta inició investigaciones que, por su naturaleza, son muy complicadas y tardadas porque la institución tiene que revisar punto por punto, las áreas, el plazo y los mercados afectados.

La CFC realizó una investigación multidisciplinaria y por eso llevó más de dos años concluirla. Al final, la CFC comprobó la negativa de Telmex a interconectar a GTM de Telefónica. El caso fue muy sonado en la prensa nacional. En el momento de la acusación, Telmex y Telefónica discutieron públicamente en torno de la presunta violación por parte de ésta última a la Ley de Inversión Extranjera.

Telmex, de hecho, respondió oficialmente a la SCT que no le concedía la interconexión a GTM porque ésta violaba la Ley de Inversión Extranjera.

La Dirección de Asuntos Jurídicos de la SCT, encabezada en ese momento por Gonzalo Martínez Pous, elaboró un oficio que firmó el Secretario de Comunicaciones y Transportes de ese momento, Luis Téllez Kuenzler, en el que le ordenó a Telmex la inmediata interconexión de GTM. Fue la instrucción cumplida más rápida que se ha registrado en los últimos años en el ámbito de las telecomunicaciones.

Cinco horas después de que recibió el oficio de la SCT, Telmex interconectó a GTM.

Claro que lo hizo siete meses después de haberla mantenido desconectada.

La declaración expresa de Telmex de que no interconectaba a GTM porque violaba la Ley de Inversión Extranjera, fue prácticamente una confesión de parte para la autoridad. A pesar de la declaración comprometedora de Telmex, la comisión antimonopolios realizó su propia investigación y llegó a la conclusión de que la operadora es acreedora a una multa por 91 millones de pesos.

El voto en contra

Como le decía, la votación en el pleno de la CFC fue de cuatro votos en favor de la aplicación de la multa y uno en contra.

Votaron en favor de la aplicación de la multa, los comisionados (presidente) Eduardo Pérez Motta, Rodrigo Morales Elcoro, Miguel Flores Bernés y Luis Alberto Ibarra Pardo.

Y votó en contra el comisionado José Agustín Navarro Gergely.

Navarro se excusó de votar en torno de la aplicación de la multa histórica por casi 12,000 millones de pesos en contra de Telcel.

Y ahora votó en contra de la multa contra Telmex. En abril, Navarro no se abstuvo sino que se excusó de votar con base en el artículo 26 de la Ley Federal de Competencia y el artículo 40 del Reglamento Interior de la CFC.

Argumentó entonces que un primo hermano suyo trabaja en una de las empresas denunciantes.

En ésta ocasión, simplemente votó en contra de la sanción a Telmex.

CUENTOS VERAS

El anuncio de la multa volvió a golpear ayer la cotización de las acciones de Telmex y Telcel. Los papeles de América Móvil, los de mayor peso en el IPC, cayeron 0.39% a 30.36 pesos, mientras que los de Telmex, descendieron 1.93% a 10.18 pesos.