Viene la reforma de telecomunicaciones. Es una de las tres piezas fundamentales que usará el gobierno mexicano para detonar el crecimiento económico de México.

Las tres reformas estructurales que buscará se aprueben son: la de telecomunicaciones, energética y fiscal.

El objetivo central de las tres piezas es detonar el crecimiento económico a una tasa que ronde ?6 por ciento.

Pero sobre todo que ese crecimiento económico se traduzca en beneficio de los bolsillos de los mexicanos.

Con la aprobación de estas tres reformas, el gobierno de Enrique Peña Nieto lograría no sólo dar un viraje al estancamiento del crecimiento en México, al crecimiento mediocre que ha tenido la economía mexicana, sino que comenzaría a tener un reconocimiento directo por parte del pueblo de México.

No hay nada que legitime más a un gobierno que la mejoría en el nivel de vida de los gobernados.

Hasta ahora, el Presidente de la República ha orientado su discurso público en ese sentido.

Y el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, ha dejado ver que las reformas estructurales se presentarán este año. Ha hablado en particular de la energética y fiscal.

Terreno parejo a competidores

El compromiso del gobierno mexicano respecto de la reforma de telecomunicaciones está plasmado en el Pacto por México.

Destaca el propósito de que aumente la competencia tanto en el negocio de las telecomunicaciones, como en el de la televisión.

Ahí vienen las claves de la iniciativa de ley que está por presentarse con cuatro objetivos visibles:

1) Emparejar el terreno de competencia entre los operadores (incluso podría enviarse una iniciativa de ley en paralelo para fortalecer a la Comisión Federal de Competencia); 2) aumentar el número de mexicanos con acceso a la banda ancha; 3) beneficiar a los usuarios de los servicios de telecomunicaciones con una baja notable en las tarifas que se cobran por telefonía móvil y transmisión de datos, y 4) impulsar el crecimiento económico, en virtud del impulso que puede tener la economía en virtud de la competitividad y productividad que deriven de mayores inversiones en el sector y mejores y más baratos servicios de telecomunicaciones.

Banda ancha y más competencia

Específicamente el Pacto por México dispone que es necesario garantizar el acceso equitativo a telecomunicaciones de clase mundial y para ello es necesario generar mucho mayor competencia en telefonía fija, telefonía celular, servicio de datos y televisión abierta y restringida.

El Pacto por México propone tomar las siguientes medidas: reformar la Constitución para reconocer el derecho al acceso a la banda ancha y para evitar que las empresas del sector eludan las resoluciones del órgano regulador vía amparos u otros mecanismos litigiosos.

Asimetría y must carry ?y must offer

Propone la regulación a cualquier operador dominante en telefonía y servicios de datos y se incluirán tratamientos asimétricos en el uso de redes y determinación de tarifas, entre otras.

Propone también equilibrar la cancha y procurar la competencia en radio y televisión y hacer obligatorio para los sistemas de cable la inclusión gratuita de señales de radio (must carry) y la obligación a la TV abierta de ofrecer sin discriminación y a precios competitivos sus señales a operadores de televisiones de paga (must offer), así como el establecimiento de límites a la concentración de mercados y a las concentraciones de varios medios masivos de comunicación que sirva a un mismo mercado.

El objetivo es aumentar sustancialmente la competencia en los mercados de radio y televisión.

3ª y 4ª cadenas de TV: OCDE

Otro referente para este gobierno es el documento de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Getting It Right , en el que se asienta que la falta de competencia en el sector de telecomunicaciones en México ha restringido la posibilidad de tener nuevos servicios, redunda en precios muy elevados tanto par consumidores como para empresas y ha impuesto un costo a la economía.

La OCDE es mucho más específica al proponer la licitación de una tercera y hasta cuarta cadena de televisión nacional.

Viene entonces la reforma de telecomunicaciones y todo apunta a que habrá más competencia y servicios más baratos. Esto, sin duda, impactaría inmediatamente en el poder adquisitivo de millones de mexicanos. Ojalá.

CUENTOS VERAS

Esta semana el tema para el gobierno federal será el medio ambiente. El presidente Enrique Peña Nieto instalará la Comisión Intersecretarial de Cambio Climático, con la participación de 13 secretarios de Estado, que busca la transversalidad del programa gubernamental. El Presidente encabezará la propia Comisión y en su ausencia el secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, y/o el secretario de Medio Ambiente, Juan José Guerra Abud. El jueves, el Jefe del Ejecutivo iniciará el Programa Nacional Forestal, que buscará detener la tala clandestina de bosques y posteriormente se abordará el tema de los humedales protegidos. La Semarnat tiene enormes retos, cuenta con poco más de 56,000 millones de pesos de presupuesto.

Twitter: @marco_mares

marcomares@eleconomista.com.mx