Han pasado tres sexenios desde que se conociera por primera vez la propuesta de establecer como obligatorios los contenidos de inglés y computación en las primarias públicas de la República mexicana.

La enseñanza de la lengua inglesa apenas será implementada por la SEP. El despliegue de las herramientas digitales, por el contrario, acumula una década de intentos fallidos y miles de millones de pesos tirados a la basura.

La última apuesta de la autoridad educativa descarta por obsoletas las laptops. Y requiere la distribución de un carrito de tabletas en las escuelas de educación básica, para que los alumnos no lleven los dispositivos a casa...

Los proveedores deberán ofrecer un servicio administrado hasta por tres años, que además del equipo inalámbrico provea conectividad a Internet para los planteles escolares, programas de capacitación para los docentes y recursos pedagógicos en línea. El programa aula @prende 2.0 será implementado en una prueba piloto en 1,000 planteles educativos en este ciclo escolar 2017-2018. En el penúltimo año del sexenio, la SEP redobla el paso en la implementación del nuevo modelo educativo.

Los proveedores interesados en participar en esta licitación deberán ofrecer un paquete que, además de los equipos, integre la conectividad en el centro escolar y la capacitación del personal docente. Los recursos pedagógicos en línea estarán articulados en la plataforma www.aprende.edu.mx.

En este nuevo sitio estarán disponibles los recursos educativos compilados por la SEP y docentes, padres de familia y alumnos podrán acceder a través de cualquier dispositivo.

Se trata de utilizar las TIC para que los niños aprendan a partir de una premisa: son nativos digitales y una gran mayoría tiene algún dispositivo móvil en casa , sintetiza Javier Treviño.

@prende 2.0, de facto, sepultará una década de intentonas gubernamentales para dotar de herramientas digitales a los alumnos de las escuelas públicas cuya primera versión fue el programa Enciclomedia generado a finales de la administración Fox y extendido en el calderonismo que en el primer tramo del sexenio fue sustituido por el Programa de Inclusión y Alfabetización Digital.

Ambos esfuerzos gubernamentales tenían como eje el equipamiento. Enciclomedia, en su primera etapa, abarcó 146,000 aulas (más de 21,000 se adquirieron las llamadas aulas ASA y otras 125,000 se instalaron bajo contratos con el modelo multianual de servicios). El equipo incluía una computadora, un proyector, un pizarrón interactivo, una impresora y bocinas.

Fue el programa de equipamiento más grande del mundo. Pero casi ninguna escuela entonces y ahora tenía Internet. Al arranque del sexenio calderonista fueron contratadas 41,000 aulas MMS que ya incluían la conectividad.

Era una batalla perdida. El diseño original de Enciclomedia desarrollado por un equipo científico incubado en el ILCE, que tuvo al matemático Felipe Bracho como protagonista incluía Internet. Pero en el 2003 se hizo un estudio que determinó que menos de 50% de las escuelas podrían contar con él, por lo que se decidió que todo el sistema debía venir en el disco duro de la computadora. Sin embargo, las 125,000 aulas del modelo multianual de servicios estaban obligados a tener la conectividad suficiente para reportar a la mesa de servicios si el aula funcionaba o no. De no funcionar o no encenderse por más de algunos días, los contratos con los integradores incluían una cláusula de penalización. Además, las computadoras estaban programadas para enviar una bitácora sobre el uso y los recursos que se habían visto en clase. Eso nunca se usó.

En febrero del 2007, la SEP canceló los contratos para equipar las secundarias que incluía Internet y tuvo que pagar 1,900 millones de pesos de multa a los integradores de servicios.

Para sustituir a Enciclomedia, la administración calderonista lanzó el programa Habilidades Digitales para Todos, cuyo puntal era la aulabase telemática... con los mismos proveedores y los mismos equipos contratados anteriormente. ¿Cuántas aulas lograron equipar? Nadie lo sabe. Lo cierto es que se pagaron miles de millones de pesos por servicio de los equipos en aproximadamente 125,000 aulas (que prácticamente no supervisaron) con una versión desactualizada de Enciclomedia.

Al arranque de esta administración, y tras un compromiso presidencial anunciado en el Pacto por México en el 2012, la SEP implementó el Programa de Inclusión y Alfabetización Digital con un cambio de paradigma: la entrega de dispositivos personales, precargados con un software distinto a Enciclomedia. En el ciclo escolar 2013-2014 se entregaron las primeras 240,000 tabletas a alumnos y a autoridades educativas de quinto y sexto grados de primarias públicas en Colima, Sonora y Tabasco. En el ciclo 2014-2015 se entregaron 709,824 tabletas en esas tres entidades y otras tres: el Estado de México, Puebla y la CDMX, además de una solución de aula para equipar 20,542 salones de clase de 16,740 escuelas. Para el ciclo escolar 2015-2016 se entregaron 1 millón 73,174 tabletas en 15 estados.