A escasos cuatro días de que se celebren las votaciones, pareciera que la sucesión presidencial tiene sin cuidado a los mercados financieros. Es decir, el proceso electoral es una enorme interrogante, pero, aparentemente sin mayor impacto en el comportamiento de la cotización del peso frente al dólar.

Incertidumbre

La renegociación del Tratado de Libre Comercio Norteamericano, la Guerra Comercial que ha iniciado el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el precio internacional del petróleo han sido los factores que mayor peso han tenido en la volatilidad cambiaria. La depreciación del peso ha respondido a la incertidumbre externa.

Y en ese contexto, las elecciones presidenciales se mantienen como un elemento adicional de incertidumbre, pero sin efectos evidentes en la paridad cambiaria.

¿Descontado?

Incluso hay analistas que aseguran que los mercados ya “descontaron” el triunfo de Andrés Manuel López Obrador.

Las encuestas, mayoritariamente, anticipan el triunfo del candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, encabezada por Andrés Manuel López Obrador. Con distintos matices, los analistas advierten que aun con el triunfo de López Obrador, no se anticipa un impacto significativo en los mercados. Aunque advierten que tal escenario es para el corto plazo y no necesariamente para el mediano y largo plazos.

Encuestas, no análisis

En la guerra por la Presidencia de la República, alguno de los más cercanos al candidato de Morena ha utilizado los análisis especializados para exhibirlos en los últimos debates, con frases mencionadas por CitiBanamex.

Los seguidores del candidato de Morena incluso están usando estos mensajes para dar la impresión de que los mercados confían en López Obrador.

Los análisis económicos se están presentando de manera parcial para consolidar la impresión entre la opinión pública de que el inexorable triunfo de López Obrador tiene la aprobación de los mercados financieros.

Se está esgrimiendo la conclusión que deriva de las encuestas: que López Obrador encabeza las encuestas y no es precisamente la conclusión de los análisis económicos.

Letra chiquita

Lo que no dicen, quienes medran políticamente con la información parcial de los analistas económicos es que en éstos se plantean escenarios de corto, mediano y largo plazo. En el de corto plazo, como está ocurriendo, muy probablemente no ocurra una mayor depreciación cambiara previa a las elecciones e incluso posteriormente a ellas.

Lo que no dicen es lo que revela la letra chiquita de los análisis económicos, en donde se plantea claramente que por lo que prometió López Obrador en campaña, hay claras tendencias a inconsistencias fiscales y presupuestales. Las dudas vienen para el mediano y largo plazo.

Los analistas advierten que el comportamiento de los mercados y en particular el cambiario dependerá inicialmente del posicionamiento económico en el discurso del triunfador, sea quien sea. Si como dicen las encuestas, triunfa López Obrador, los mercados no sólo habrán de esperar a ver qué dice en su discurso.

Además, estarán muy atentos a ver cuáles son sus primeras acciones de gobierno y si van en el sentido de los discursos, declaraciones y promesas de campaña, en las que dijo que echará atrás las reformas energética y educativa, así como la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, entre muchas otras ofertas contrarias a las políticas económicas que se han tomado en los últimos años.

Esperarán a ver si cumple con sus promesas de repartir enormes cantidades de recursos en los programas sociales que prevén subsidiar a enormes segmentos de la población.

Fortaleza económica

La explicación de por qué la moneda no se deprecia a pesar de la carrera por la Presidencia de la República es porque el actual gobierno hizo la tarea para consolidar la estabilidad macroeconómica.

De hecho blindó a las dos principales empresas del Estado, al asegurar su financiamiento para lo que resta de este año: Petróleos Mexicanos, encabezada por Carlos Treviño y la Comisión Federal de Electricidad, que dirige Jaime Hernández.

Además de que la Secretaría de Hacienda, encabezada por José Antonio González Anaya garantizó su financiamiento y ha realizado importantes operaciones para recalendarizar y refinanciar la deuda. Ello además de la profundización de la consolidación fiscal.

Y el Banco de México, que gobierna Alejandro Díaz de León se ha aplicado en la ejecución de la política monetaria más adecuada para enfrentar precisamente la inestabilidad cambiaría que nos viene de fuera.

Además se registra extraordinario ingreso de Inversión Extranjera Directa y compromisos de inversión por 200,000 millones de dólares, con la reforma energética. En otras palabras, es en virtud de la estabilidad macroeconómica y de las políticas fiscal y monetaria, que se está realizando la sucesión presidencial, sin sobresaltos cambiarios,

Es la inexistencia de la supuesta crisis económica que tanto han utilizado los opositores al gobierno para decir que “todo está mal” lo que está permitiendo la estabilidad cambiaria que hoy se observa.

Y si no, al tiempo.

ATISBOS

Mientras que en la CRE, presidida por Guillermo García Alcocer, advierten que la Comisión Antimonopolios no ha señalado cuáles son los mercados relevantes en el negocio de Gas LP, desde la Cofece, que preside Alejandra Palacios, responden: las declaratorias de competencia son una herramienta prevista en la Ley de Competencia para que se puedan regular los precios. La pregunta es: ¿Queremos regresar a eso? La propuesta de la Cofece a la CRE es que haga cumplir la Ley de Hidrocarburos para que los precios bajen de manera natural con más competencia. ¡A ver!

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.