Los pasos que dio la Unión Europea hacia la institucionalidad de una Unión Bancaria han continuado impulsando a los mercados, a pesar de la falta de detalles en los anuncios y a la reticencia que han manifestado los gobiernos de Holanda y Finlandia respecto al uso del Fondo Permanente de Rescate para comprar deuda soberana. Más aún, el rally ha sido lo suficientemente fuerte para imponerse sobre el aumento de la tensión en Medio Oriente y el ruido que genera el escándalo bancario en el Reino Unido.

Ante las "amenazas" militares recibidas y el inicio del embargo petrolero por parte de la Unión Europea, Irán llevó a cabo ejercicios militares en el Estrecho de Ormuz (por donde circula cerca del 40% de la producción petrolera del mundo), determinando significativas alzas del Brent y el WTI. En el Reino Unido, ante "presiones" políticas, Robert Diamond renunció a la presidencia de Barclays, uno de los bancos más grandes del mundo.

En cuanto a datos económicos, el plato fuerte de la semana será la publicación de los datos de empleo en EEUU este viernes. En la espera, las órdenes de fábricas sorprendieron positivamente en mayo, con un crecimiento de 0.7%, ampliamente sobre el 0.1% estimado por el consenso de los analistas. Por otro lado, el Fondo Monetario Internacional instó a los políticos estadounidenses a alcanzar un acuerdo respecto al Fiscal Cliff, que de no prosperar podría determinar que el crecimiento de Estados Unidos del 2012 sea inferior a 1%.

China continúa entregando señales de un aterrizaje suave. Durante junio, el PMI de servicios subió de 55.2 a 56.7 puntos, consolidándose en terreno expansivo.

La actividad industrial en Brasil continúa debilitándose y decepcionando por tercer mes consecutivo, ubicándose por debajo de las expectativas, la producción industrial cayó en mayo 0.9%.

A media máquina, preparándose para las celebraciones del 4 de julio, la bolsa americana nuevamente cerró con ganancias. Las ganancias estuvieron lideradas por el Nasdaq, que ganó 0.84%, mientras que el S&P 500 avanzó 0.62% y el Dow Jones subió 0.56%. El precio del petróleo WTI, de referencia para Estados Uidos, subió 4.8%, trepando hasta USD 87.7/bl, mientras que el Brent (de referencia para Europa) subió 3.5%, superando nuevamente la barrera de 100 dólares.

De la mano del alza del petróleo, El Bovespa brasilero (2%) y el Colcap colombiano (1.8%) encabezaron las alzas en Latinoamérica. En tanto, el Merval de Buenos Aires ganó 1.9%. El IPC mexicano trepó 0.8%, Lima avanzó 0.6% y el IPSA de Santiago subió 0.5%.

Europa cerró en su mayor nivel en dos meses, liderado por las bolsas de Italia y España, que avanzaron 1.3% y 1.4%, respectivamente. En tanto, el FTSE de Londres rentó 0.8%, el Cac de París ganó 1.0% y el Dax alemán avanzó 1.2%.

Las acciones asiáticas cerraron con ganancias, donde el Nikkei de Tokio subió 0.7%, el Kospi coreano trepó 0.9% y Taiwán rentó 1.0%. Shanghai y el Sensex indio anotaron alzas más moderadas, de 0.1% y 0.2%, respectivamente.

* "Suficientemente Fuerte". Canción de la artista norteamericana Cher, publicado en su vigésimo tercer álbum Believe (1998).

fondos@eleconomista.com.mx