En cuanto supe -el pasado martes- que a través de la Internet la Oficina de la Presidencia de la República estaba realizando una encuesta para saber la opinión de la sociedad mexicana, sobre si era o no conveniente que Felipe Calderón estuviera presente en la inauguración del Mundial de Futbol, el próximo 11 de junio, quise participar y dar mi opinión. La noche del mismo día hice varios intentos para conectarme al sitio, portal, página o link implementado con ese objeto. Tras varios intentos no logré hacerlo. En el buscador le di click a la página http://www.presidencia.gob.mx/ y en ésta leí un encabezado: Conoce los resultados de la encuesta sobre el Mundial.

¡Consúltanos aquí! Mi intención era la de participar en la encuesta no saber el resultado. Sin embargo, insistí. Yo, partidario del voto en blanco, esta vez realmente sí quería votar en este plebiscito futbolero de vital importancia para la vida nacional.

Entonces contacté la página

http://contacto.presidencia.gob.mx/encuestas/mundial/ y ahí leí: Muchas gracias por participar en esta encuesta, a continuación puedes consultar los resultados . Como quien dice, pensé, ya me la Edson Arantes do Nacimiento, que es el nombre de Pelé. Total, no hubo forma de emitir mi opinión sobre el asunto. Pero aquí expresaré lo que hubiera contestado de haber tenido la oportunidad que tuvieron 2,516 mexicanos –cifra equiparable a los civiles muertos en los tres años de la guerra contra la delincuencia- ¿Cómo le hicieron los 2,516 participantes –ridícula minoría- para comunicar su opinión? No lo sé.

Siete inútiles preguntas

La encuesta de marras constó de siete preguntas a las que contestaré, cual si fuera yo el encuestado, agregando un breve razonamiento a mi respuesta.

Advierto que soy futbolero de corazón. También les diré el porcentaje que tuvo cada posible contestación. Vamos a las siete preguntas de las que haré –con la mala leche que me caracteriza- algún comentario a su mala formulación.

1. De acuerdo al desempeño que ha visto de la Selección Nacional, ¿hasta dónde cree que va a llegar la Selección Nacional –gracias por la aclaración de que la pregunta es sobre la Selección Nacional- en Sudáfrica 2010?

Respuestas: No pasará segunda ronda –así dice-: 21 por ciento. Octavos de Final: 30 por ciento. Cuartos de Final: 30 por ciento. Semifinal: 11 por ciento. Final: 8 por ciento. Me encantaría que este 8% se saliera con la suya. Pero, razono mi voto y me uno al optimista 30% que dice que llegaremos a cuartos.

2. ¿Hasta dónde ha llegado la Selección Nacional en un Mundial? -Pues lo más lejos, creo yo fue hasta Corea en el 2002. A no ser que el redactor de la pregunta se refiera hasta que etapa eliminatoria, como enseguida se infiere-.

Respuestas: No ha pasado la primera ronda: 6 por ciento. (Se ve que la encuesta fue hecha entre aficionados que no conocen de futbol y las respuestas fueron redactadas por aficionados que no conocen la sintaxis).

Octavos de Final: 38%, mi respuesta hubiera engrosado este porcentaje. Cuartos de Final: 53% -les digo que no saben, jamás hemos llegado a esta instancia-. Semifinal: 2 por ciento. Final: 1% -¿de qué cantina o parque de beisbol salió este 3% de encuestados?-.

3. México –ya no la Selección Nacional- jugará el partido inaugural contra el país anfitrión Sudáfrica –qué bueno que lo aclaran-. ¿Usted cree que la Selección Nacional –pues no quedamos que México-: Ganará 59%, empatará 26% o perderá 15 por ciento. Mi respuesta es la primera opción, pero condicionada a lo que contestaré en las siguientes preguntas.

4. México jugará el partido inaugural del Mundial contra Sudáfrica, el país anfitrión –mal pero ya nos lo dijeron antes-. ¿Usted cree qué el presidente Calderón –nótese que escriben Selección Nacional con mayúsculas y presidente con minúscula- sí debe ir al partido inaugural o no? Respuestas:

Sí 59 por ciento. No 41 por ciento. Mi contestación es no, considerando que el Presidente está salado: equipo al que le va pierde como se demostró en Pachuca en la pasada Liguilla. Si va, su presencia modifica mis respuestas a la pregunta 1 y 3. No pasamos a la segunda ronda y perdemos en la inauguración.

5. El presidente Calderón fue invitado personalmente por el presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, para que lo acompañe en el partido inaugural del Mundial. ¿Usted cree qué el presidente Calderón sí debe ir al partido inaugural o no? Esta insistencia hizo subir el porcentaje de respuestas positivas. Sí 65 por ciento. No 35 por ciento. Tal parece que nadie de la oficina presidencial ha percibido que la invitación es una trampa del señor Zuma?

Enterado de la salación de don Felipe lo invita para asegurar los 3 puntos inaugurales.

6. Tradicionalmente la mayoría de los presidente de los países que juegan -¿los países juegan o sus equipos representativos?-

al partido inaugural del Mundial asisten al estadio. ¿Usted cree qué el presidente Calderón sí debe ir al partido inaugural o no? Ante la terquedad de seguir preguntando los encuestados bajaron el porcentaje de los de sí (63%), no (37 por ciento). Mi contestación sigue siendo no. Le propongo que asista a la Final si es que la Selección Nacional –que no México- llega. Total, un subcampeonato no nos caería mal.

7. ¿Usted cree que la presencia del presidente Calderón en el partido inaugural del Mundial será un apoyo moral para la Selección Nacional o no? Una pregunta más y gana el no, porque en esta última el sí sólo obtuvo 55% y el no –al que me uno- 45 por ciento. Ya me imagino a Torrado diciéndole a Márquez: Rafa, pasa bien el balón, recuerda que el Presidente vino a apoyarnos.

Arizona, México

En El Economista de ayer, Ana Francisca Vega comentó, a propósito de la ley SB 1070 en Arizona, que los mexicanos nos quejamos del trato que los estadounidenses dan a los mexicanos migrantes, pero toleramos la discriminación que sufren en nuestro país miles de migrantes centroamericanos. Estoy de acuerdo con el comentario de Ana Francisca, al que agregaré una opinión personal: los mexicanos siempre hemos sido racistas y discriminadores entre nosotros mismos.

La palabra naco es un insulto, como antes lo fue indio . Eres tan naco –le dice un chavo bien a un tipo moreno- que me tapo un ojo me tapo el otro y nada que ver. Pues yo –replica el moreno- me tapo una chichi me tapo la otra y no mames. Existe una discriminación a la que son sometidos los jóvenes de clase media y media baja que no deberían de tolerar: la de los llamados cadeneros, encargados de la puerta de entrada a los antros, que les dan acceso o los dejan afuera según su aspecto.

Un amigo mío que estuvo presente hace algunos años en el incendio de la Discoteque Baby’O de Acapulco, me platicó que los daños hubieran sido menores si cuando llegaron los bomberos el cuate de la puerta no se hubiera puesto de mamón: A ver que pase el del casco, pero el de la manguera no entra porque está chimuelo.

Oí por ahí

En la representación que ayer hicieron los habitantes de Puebla de la célebre batalla en los Fuertes de Loreto y Guadalupe, entre franceses y zacapoaxtlas, corrió el pulque de tal manera que ganaron los franceses.