Por qué se nos pide unidad, si no se ha pedido nada a cambio, pero quienes quieren ahora lo hacer paz para que sigan los cambios a favor de otras naciones y con mucho a cambio. Hace 23 años cuándo, se pidió unidad y se firmó un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos y Canadá, hubo algo. No. Nunca. A los mexicanos informaron que ya’’ éramos del primer Mundo, ya no del Tercer Mundo.

Tuvo que llegar un sujeto, empresario como los nuestros que están encumbrados por ser los hombres más ricos del Mundo y Donald Trump, además presidente de Estados Unidos cuestionó todo y ahora nos piden pintar la raya’’ en su contra, como pedían a los niños y niñas futuro nacional según Vicente Fox, que uso el género y seguimos jodidos.

De verdad poner una bandera mexicana’’ en FACEBOOK o TWITTER, es un factor para frenar agravios cuando Donald Trump, fijo la agenda de las relaciones con México en las redes sociales que nos va a joder y aquellos ilusos que suben igual’’ que ese imbécil, que la solución es dejar de consumir en sitios que tengan nombres gringos o productos, es una solución.

Donald Trump, es más que esos inútiles, babosos o pen..itentes mexicanos, que suben eso en las: Getas’’ y Pájaro’’, desde un aeropuerto tal, comiendo tal, me siento tal, voy tal, hago tal Y a Quién chingaos’’ le importa. Se han preguntado quién lo hace. Y si no creen que si no avisan México va a cambiar. Está bien son chingones, tienen dinero, viajan, comen y demás. Pero ¡¿Y ?!.

Miles de esos se pintaron’’ la bandera francesa o quisieron que lloráramos por un hermoso niño migrante muerto. ¿Cuántos de esos lloraron por San Fernando, Ayotzinapa o cualquier lugar común de la violencia mexicana? Tienen algún registro. No, fueron los luchadores sociales, indígenas, víctimas y demás los que mueren, no hay más tiempo que perder. ¿O solo voces de los líderes de opinión en redes? O ¿ustedes?

Los expresidentes Carlos Salinas de Gortari, el Pinky Cerebro’’ y Ernesto Zedillo, han dicho algo de la unidad. Sólo el segundo, pero qué aportó, nada. Aunque se llevó un mucho. No está libre de culpa y mucho menos esos que se entregaron con los negociadores del trato y menos, los que envió Enrique Peña Nieto, se los dieron a conocer por TWITTER y ni modo, tenían que estar ahí.

Vamos pues en solidaridad. ¡Señor Presidente! Nos comprometemos llegar temprano al trabajo. Maestros del país a trabajar para educar. Burócratas a atender el trabajo a quienes tienen poco tiempo para atender. Padres que cambiaron a sus hijos por trabajo y los que tienen ahora miedo de tenerlos, eso sería otro mundo. ¡No! Eso no, es unidad.

¿Quién garantiza que será eso? Sobre todos a aquellos que ganan el salario mínimo que tuvo un generoso’’ incremento o los industriales y empresas que dicen: ¡El incremento es sólo para los que ganan el mínimo! O peor, cuando reciben respuesta de: No trabajas para mí, sino para otra empresa’’. Eso es el beneficio del TLC y nos vemos en los tribunales’’.

Ya no hay más. El TRUMP no puso firmes. Vamos en solidaridad o continuamos igual. Los superiores de nosotros no pueden dejar de pensar que llegó la realidad, no lo de quienes ganaron y que ese Presidente loco, movió el agua y saltó el fango. Nos quieren unidos y todavía nos van a meter otros dos gasolizos’’. No me duele, si tengo piel.

No como ese zonzo exsecretarío de Hacienda, Ernesto Javier Cordero, ahora senador, por cierto panista, quien dijo que una familia mexicana puede vivir con 6,000 pesos, tener una casa, comprar un coche y enviar a sus hijos a una escuela privada. Y va a presentar una iniciativa para que los Partidos Políticos del país ya no vivan de lo que ahora vive: recursos.

¿¡Le aplaudo al imbécil de forma doble, porque conoce su país y no ha vivido, ni sus hijos!

COMMODATO

¿Qué es, ellos negocian. Seguimos igual o qué, eso, es UNION?