La empresa de análisis Juniper Research informó en un estudio a finales del 2010 que para el 2014, uno de cada seis usuarios de smartphone lo utilizarán para pagar deudas de su consumo habitual. En México, de los poco más de 34 millones de usuarios de Internet, existen 4.4 millones de clientes de la banca en línea, sin que quiera decir que usen su smartphone para pagar, números que cuando menos Amipci, no ha dado a conocer.

Lo cierto, cada vez se dan a conocer más servicios para sustituir la tarjeta de crédito/débito por el teléfono inteligente . De acuerdo a International Data Corporation cerca de 95% del mercado de consumo, se concentra en PC, impresoras y smartphones en México.

La semana pasada, Google anunció Google Wallet, un sistema para realizar pagos desde el móvil.

Square, desarrollado por Jack Dorsey, cofundador de Twitter, es otro de los sistemas que facilita el uso de lo smartphones en la banca.

AT&T, Verizon Wireless Y T-Mobile crearon Isis.

No solo eso, cada vez los sitios y aplicaciones que se desarrollan para usar cupones de descuento, crecen y toman más valor. Incluso en los mercados más avanzados falta hablar del tema para hacer de estos sistemas algo masivo. Sin embargo, lo que viene ya plantea muchos temas y romper con varios paradigmas. Uno de los primeros, ¿cambiarías tu tarjeta por el smartphone?

Te invito a continuar esta conversación en mi cuenta de Twitter: @PabloEscobedo