El empresario más poderoso de México, Carlos Slim, emitió ayer un mensaje de optimismo y confianza en la economía mexicana.

Durante una larga conferencia de prensa abordó varios temas, pero esencialmente destacó la inversión que realiza y realizará, a través de las diferentes divisiones de su cosorcio empresarial, en el sexenio lópez obradorista, por más de 100,000 millones de pesos.

Sólo desde sus poderosos brazos en el negocio de las telecomunicaciones: Telmex y Telcel invertirá cerca de 40,000 millones de pesos.

Inmuebles Carso invertirá entre 12 y 14,000 millones de pesos anuales en el país, mientras que la inversión de Carso Energía ascenderá a 20,000 millones de pesos.

Sus inversiones se concentrarán en telecomunicaciones, infraestructura y energía.

Slim hizo público su optimismo respecto de México no sólo con declaraciones, sino con multimillonarias inversiones.

El tema central de la conferencia fue la presentación de los resultados de un programa de apoyo a la reconstrucción de infraestructura y vivienda por los sismos del 2017.

Fundación Carlos Slim destinó 946 millones de pesos a labores de reconstrucción tras el 19 de septiembre.

Además, están comprometidos más de 1,000 millones para seguir ayudando a los damnificados hasta el 2021, anunció.

TONTO, EL QUE NO INVIERTE

Claro y directo como es, dijo que el que no invierte en México es porque es tonto.

Sostuvo que no hay un freno para la inversión, que hay muchos proyectos y mucho dinero y que hay que encauzar los recursos, porque hay mucha liquidez financiera.

Además, reiteró que la inversión empresarial no depende de la confianza o la desconfianza en el gobierno y en el país, sino en la demanda que hay en el mercado.

Repitió lo que en días pasados ya había dicho, que el empresario invierte si tiene demanda, si tiene quién le compre su mercancía o sus servicios y frena la inversión si no hay demanda.

La inversión, dijo, no es un factor de confianza o desconfianza.

El que teniendo un mercado creciente no invierte es un tonto porque le van a quitar el mercado.

COMPETIDORES, SUBSIDIO

También descalificó y criticó a las empresas AT&T y Telefónica.

Dijo que mientras Telmex-Telcel invierten 2,000 millones de dólares, sus competidores desaceleran inversiones e intentan, a través de la prensa, lograr el endurecimiento de las políticas regulatorias contra Telcel en materia de tarifas de interconexión y en aquellas sobre comunicaciones onnet y offnet, conocidas como el efecto club.

AT&T es la empresa más grande del mundo (en telecomunicaciones) y cree que con eso va a competir, con asimetría en interconexión, destacó.

Acusó a sus competidoras de pretender que Telmex-Telcel las subsidie.

MÁS INVERSIÓN, CON TV

Contra AT&T fue mucho más duro porque recordó que solicitó que no le concedan a Telmex-Telcel concesión para ofrecer televisión.

Manifestó que su grupo de telecomunicaciones sopesaría la posibilidad de aumentar sus inversiones en México, en caso de que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) entregue una concesión para la prestación de video y audio restringidos a la filial Claro TV.

Esta subsidiaria presentó a fines del 2018 una propuesta de inversión por 6,000 millones de pesos a utilizarse en servicios de triple play por satélite y por fibra.

FACTURERAS, YA ERA HORA

Slim respondió todas las preguntas y se pronunció a favor de las reformas legales y penales contra la defraudación fiscal y las empresas factureras.

Dijo que era un escándalo y se convirtió en deporte nacional y ya era una necesidad corregirlo.

En términos generales lo sobresaliente de la conferencia de Carlos Slim es su confianza y disposición a seguir invirtiendo en México.

Contrasta con la desconfianza generalizada del sector privado que se refleja en la atonía de la inversión y en la revisión a la baja de los pronósticos de crecimiento del Producto Interno Bruto.

Carlos Slim mostró una posición muy diferente a la que tienen las organizaciones empresariales y, en general, el empresariado que en distintos frentes ha sido afectado por las políticas públicas.

Slim, hay que recordarlo, develó el Plan de Infraestructura que junto con el CCE, de Carlos Salazar, y el Consejo Mexicano de Negocios, de Antonio del Valle, negocian con el gobierno mexicano.

A ver.

ATISBOS

CONFRONTACIÓN.- Fuertes declaraciones contra la Coparmex hizo ayer el presidente Andrés Manuel López Obrador por su oposición a la legislación contra las empresas factureras.

De inmediato el presidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos, respondió. Dijo que miente el jefe del Ejecutivo. Que Coparmex no apoya a los factureros y que esa organización empresarial no es una oposición político partidista.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.