Inesperadamente, Carlos Slim Helú llegó a un acuerdo con CIE para comprarle, a través de América Móvil, la unidad de medios y espacios publicitarios a la compañía que encabeza Alejandro Soberón, por una cantidad de 1,668 millones de pesos.

No es sorpresivo desde el punto de vista del achicamiento que viene registrando Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE) desde hace tiempo.

Y aunque si resultó inesperado, en realidad, no es sorpresivo que Carlos Slim busque extender la red de posibilidades para anunciar a sus empresas y productos, luego del rompimiento que tuvo con Televisa, de Emilio Azcárraga Jean, y TV Azteca, de Ricardo Salinas Pliego.

Slim le está comprando a CIE los derechos para operar espectaculares ubicados en estructuras de puentes peatonales, publicidad en aeropuertos, así como sistemas de transporte público y mobiliario urbano, además de pautas publicitarias en pantallas digitales en tiendas de conveniencia, divulgación en centros comerciales, servicios de agencia digital (Ad Network), publicidad en salas de cine y derechos con equipos y estadios de futbol soccer profesional.

Eso, en lo que concierne a la unidad de medios y espacios publicitarios de CIE anunciada ayer.

Titanes: la pugna en cancha comercial

Podría decirse que esta operación de compraventa es un flanco más de la guerra en el negocio de las telecomunicaciones.

Carlos Slim ha pugnado por el cuádruple play y en paralelo inició la difusión de TV por Internet.

Bajo severas acusaciones de monopolio de parte de Televisa y TV Azteca y el rompimiento con las televisoras, en los últimos meses, Slim Helú incluso ha comprado equipos de futbol.

Ello, en el contexto de esta guerra de titanes, con el propósito de competir con las televisoras en su propio terreno: el futbol, no sólo como deporte o entretenimiento, sino sobre todo como vehículo de comunicación y difusión comercial.

El hombre más rico del mundo está dando la batalla en el plano de la publicidad y, al mismo tiempo, busca atraer la atención del público hacia su esquema de televisión por Internet: UnoTV, que también está siendo señalada por sus competidores como un servicio que tiene prohibido y que, al mantenerlo en operación, viola su título de concesión.

La Cofetel ha demorado mucho tiempo para determinar si efectivamente, como lo acusan las televisoras, el servicio de televisión por Internet que realiza Carlo Slim viola o no su título de concesión.

Soberón se achica

Por otra parte, el que fuera el rey del entretenimiento en algún punto de su éxito comenzó a declinar y a desprenderse de una buena parte de sus negocios en México y en el extranjero.

En la operación más reciente, le vendió a la empresa española Codere la división CIE las Américas, en una operación valuada en 2,653 millones de pesos y en la que retuvo 15.2% de las acciones; en tanto que Codere controla 84.8 por ciento.

Hay que recordar que CIE las Américas abarca las operaciones del Hipódromo de las Américas, la red de apuestas deportivas remotas Sports Books y los juegos basados en números Yak.

Cruzada contra el hambre

Buen anuncio el de la Cruzada Nacional contra el Hambre por parte del presidente Enrique Peña Nieto.

Se atenderá a 7.4 millones de mexicanos que viven en pobreza extrema y en carencia alimentaria severa.

Son cinco objetivos concretos: cero hambre; eliminación de la desnutrición; aumento de producción de alimentos en el país; reducción de pérdidas de cosecha, e impulso de la participación comunitaria para la erradicación del hambre.

Se destinarán recursos millonarios para cumplir con estos objetivos. Bien.

Sin embargo, está claro que la mejor política en contra de la pobreza es aquella que impulsa tasas de crecimiento altas y sostenidas y que permite la integración de empresas e individuos en una dinámica incluyente.

Ése es otro objetivo que en paralelo se pretende alcanzar vía la aprobación de las reformas estructurales. Ojalá que se logren ambas vías.

CUENTOS VERAS

Preocupante, la apreciación de Consultores Internacionales. Afirma que la fortaleza del peso se explica por la entrada de capitales golondrinos y no por el volumen de inversiones extranjeras directas, cuyo volumen es inferior al de los capitales volátiles. Un dato es revelador: la inversión de cartera acumuló 37,658 millones de dólares contra sólo 13,045 millones de Inversión Extranjera Directa entre enero y septiembre del 2012. ¡Cuidado!

Twitter: @marco_mares

[email protected]