Los documentales El Túnel’’ y Presunto Inocente’’, no desnudaron la ceguera en la impartición de justicia pronta y expedita, publicitan los juzgadores en los 31 estados, Distrito Federal y federal. La transformación de una justicia acusatoria o adversarial, seguirá su lento paso, según lo expuesto por el secretario de gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

El diagnóstico de corrupción, arreglos en lo oscurito y falta de transparencia en juicios penal, administrativo o civil, es conocido. Pero con la llegada de gobernantes del Partido Acción Nacional (PAN), se albergó una esperanza de cambio. Desde el gobierno de Vicente Fox en el 2000 existían diagnósticos’’, como se encuentra nuestro país sobre diagnosticado en todo, pero no se hace nada.

Esa posible transformación, empezó a tomar forma en el sexenio de Felipe Calderón, fue hasta el 2008 cuando se hizo con bombo y platillos el anunció que México no se acabaría el 12 del 12 del 12’’, sino que habría un futuro mejor en la impartición de justicia, lo que hasta el momento, no ha ocurrido ni ocurrirá más allá del 2016, cuentan los adivinos.

En anteriores administraciones federales panistas, se instó más a llenar de recursos al ambicioso programa de seguridad, tanto para los estados como la federación al frente de Genaro García Luna y lo único que resultó, fue un fisco.

E incluso en la otra área importante para tales menesteres como es la procuración de justicia, el nuevo titular, de régimen priísta, Jesús Murillo Karam, simplemente enfatizó que la Procuraduría General de la República (PGR) fue o se encuentra desmantelada’’.

¿Se imaginan cómo se encuentran las 31 Procuradurías o Fiscalías del país o la del Distrito Federal? A las que claro, los gobernadores con un cambio de nombre a Fiscalías, pretendieron seguir dando atole con el dedo a familias de víctimas y victimarios, algunos prefabricados, como exponen los documentales mencionados.

Osorio Chong, dijo con claridad que en 2013 la implementación de la reforma al Sistema de Justicia Penal, tendrá un avance mínimo de 14.3%, pero no dio a conocer el método para delinear el porcentaje y añadió aún más, que la implementación en su totalidad podría ocurrir por lo menos hasta el 2016’’.

Eso qué nos dice. Que será hasta la segunda mitad del sexenio del presidente Enrique Peña Nieto cuando podría’’ estar funcionando esa tan propagada reforma, que ha sido apoyada con recursos económicos del gobierno de Estados Unidos desde el mandato de Calderón Hinojosa.

Pero lo que se olvido o tal vez ya este desechando por completo el secretario de Gobernación, es que fue un compromiso constitucional, que sería en el 2016 cuando tendría que estar operando al 100% la reforma, no en menor grado.

Sí antes hubo tantos recursos para armas, equipo científico’’ con Plataforma México, Análisis Táctico y todo el rollo que aventó García Luna junto con su productora estrella, Lizeth Parra, ahora se dice que la reforma a la justicia penal contará con 562 millones 144,524 pesos –siempre mi pregunta ha sido, cómo es que los proyectistas son tan exactos en millones y pesos, cuál es su método- para el 2013 en ese rubro.

Osorio Chong fue más preciso, al sostener que de la cantidad mencionada, 103 millones 200,684 pesos, serán para realizar acciones y programas tendientes a la implementación y otros 458 millones 943,840 pesos, irán para la Secretaría Técnica del Consejo de Coordinación para la Implementación del Sistema de Justicia Penal.

Lo que quiere decir que la diosa TEMIS’’, al menos en México, no seguirá con una venda que le cubra los ojos, sino enviada a una óptica, porque el porcentaje establecido por la federación a entidades federativas, permitirá sólo un avance de 14.3%, según los cálculos aritméticos-justicieros’’ de la Secretaría de Gobernación.

COMMODATO

El nuevo señor procurador General de la República, Jesús Murillo Karam sigue metido viendo que tiene en el escritorio para saber que le dejaron para poder sustentar algo, como abogado que es y aún más ahora Fiscal general. Lo bueno es que aceptó que la dependencia está patas para arriba’’, nos cuentan los que saben.