La “buena noticia” que el presidente Andrés Manuel López Obrador presumió el miércoles pasado fue el mediocre 0.1% de crecimiento de la economía durante el segundo trimestre de este año, según el cálculo preliminar que un día antes dio a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Sin embargo, con tal de denostar a quienes equivocadamente habíamos pronosticado que la economía estaba en recesión, Andrés Manuel perdió la oportunidad de dar a conocer otros datos que el martes y miércoles también difundió el Inegi, los que indican que el producto interno bruto (PIB) de algunos estados creció de manera importante durante el primer trimestre del año.

Efectivamente, el miércoles 30 de agosto el Inegi dio a conocer su Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (cifras durante el primer trimestre del 2019), que muestra que “las entidades federativas que tuvieron el mayor incremento respecto al trimestre inmediato anterior en su actividad económica fueron: Tlaxcala, Sinaloa, Baja California, Yucatán, Colima, Hidalgo, Morelos, Coahuila de Zaragoza y San Luis Potosí”.

De acuerdo con el Inegi, el crecimiento económico de estos estados durante el primer trimestre de este año respecto al cuarto trimestre del año pasado fue así: Tlaxcala 4.4%, Sinaloa 2.4%, Baja California 2.1%, Yucatán 1.8%, Colima 1.6%, Hidalgo 1.6%, Morelos 1.2%, Coahuila 1.1% y San Luis Potosí 1.0 por ciento.

Con base en estos datos, quienes sí podían haber presumido buenas noticias el miércoles pasado eran los gobernadores de Tlaxcala, el priista Marco Antonio Mena; de Sinaloa, el priista Quirino Ordaz; el de Baja California, el panista Kiko Vega; el de Yucatán, el panista Mauricio Vila; el de Colima, el priista José Ignacio Peralta; el de Hidalgo, el priista Omar Fayad; el de Morelos, el pesista Cuauhtémoc Blanco; el de Coahuila, el priista Miguel Ángel Riquelme, y el de San Luis Potosí, el priista Juan Manuel Carreras.

El decremento del PIB en el primer trimestre en relación al último del 2018 fue en Aguascalientes -3.9%, Baja California Sur -2.5%, Ciudad de México -1.4%, México -1.4%, Oaxaca -1.2%, Guanajuato -0.8%, Chiapas -0.4%, Jalisco -0.4%, Sonora -0.4%, Zacatecas -0.4%, Chihuahua -0.1%, Quintana Roo -0.1%, y Tabasco -0.1 por ciento.

Los 10 estados restantes crecieron entre 0.1% (Nayarit) y 0.8% (Campeche).

Todos estos números los podría haber utilizado antier AMLO para decirnos que 21 de las 32 entidades registraron crecimientos superiores a 0.4% en el primer trimestre, que nueve de ellos crecieron más de 1.0%, que tres lo hicieron en más de 2.0% y uno superó e 4.0 por ciento.

Es más, ya encarrerado, podría haber añadido que en el primer trimestre del año en curso 19 estados registraron un aumento del PIB respecto al primer trimestre del 2018. Algunos de ellos crecieron espectacularmente, como Sinaloa (6.1%), Nuevo León (3.3%) y Yucatán (3.1%), otros arriba de 2.0% (Baja California, Baja California Sur, Colima, Chihuahua, Quintana Roo, Tlaxcala y Veracruz).

Andrés Manuel enfrenta el embate cotidiano de quienes se niegan a que muera el viejo régimen de privilegios y clases doradas. La mejor manera para enfrentar esos ataques es demostrando que sí ocurren cosas buenas en México y que sí hay buenas noticias.

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: Bruizhealytimes.com

Eduardo Ruiz-Healy

Periodista y productor

Columna invitada

Opinador, columnista, conferencista, media trainer, 35 años de experiencia en medios de comunicación, microempresario.