El jefe del Ejecutivo Federal hizo patente su disponibilidad de dialogar con integrantes de la Red por la Paz’’ que aglutina la persona del poeta Javier Sicilia, pero en ese ágape no se aceptará condicionamientos como la renuncia de Genaro García Luna, ingeniero de la Policía Federal y titular de la Secretaría de Seguridad Pública Federal (SSPF).

El vocero de seguridad nacional, Alejandro Poiré lo dejó en claro desde el lunes. Javier Sicilia también ratificó la demanda de la renuncia, aunque varias organizaciones sociales ya se deslindaron del respaldo al poeta morelense y se hizo contacto con representantes de La Marcha Nacional por la Paz, la Justicia y la Dignidad.

García Luna quien asumió todo el respaldo desde los primeros minutos después que Javier Sicilia gritó en el Zócalo: ¡Que renuncie Genaro García Luna!’’ y que se tomaría esto como un gesto del presidente Felipe Calderón de que escuchó’’ las demandas de la marcha.

Cese, que no ocurrió, ni ocurrirá.

De acuerdo a la lectura del mencionado funcionario federal, enterrador de la expolicía Judicial Federal (PJF), padre de la Agencia Federal de Investigación (AFI) a la que también aplicó los santos óleos y procreo a la científica Policía Federal, él tiene otra lectura.

El lunes cuando fue altamente cotizado por los medios de comunicación para solicitar su opinión y que claramente desestimó o simplemente ignoró, según fuentes que estuvieron en reuniones de trabajo que encabezó en Ciudad Juárez, Chihuahua, García Luna dijo: ¡No renunciaré! Y se aventó al futurismo: Terminaré en el 2012’’.

E incluso dejó entrever que si repite otro gobierno del Partido Acción Nacional (PAN) en la silla de la presidencia de la República, se irá ¡al Infinito y más allá!

Esto luego de anunciar la creación de la Policía confiable’’ conformado por jóvenes universitarios de esa ciudad, la más violenta de México y del mundo, según estudios nacionales y extranjeros sobre seguridad.

Ciudad fronteriza con Estados Unidos que quedó en manos de García Luna y sus huestes desde el 2008 y que ha resultado un fracaso, como lo sostiene el diagnóstico: Ciudad Juárez/Chihuahua’’ difundido hace unos días por El Economista impreso, que fue cuestionado porque se dijo fue elaborado por el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN), pero nunca se impugnó el contenido’’ o sea el fondo ¿verdad?

Así está la situación. Que se definirá en cuanto Felipe Calderón regrese una vez más de otro viaje a Estados Unidos.

Los marchistas y Javier Sicilia son los que tienen la respuesta. Lo que sí quedó claro es que el poeta víctima de la criminalidad en carne propia al haber sido asesinado su hijo Juan Francisco Sicilia Ortega a manos de policías, expolicías y narcotraficantes, no será quien se siente de frente al Presidente en sus tan sonadas mesas de Diálogos’’.

El motivo. El mismo Javier Sicilia lo hizo patente. ¡Para qué. Si cuando me reuní con él al parecer no escuchó!’’

COMMODATO

¡¡¡Felicidades a todas ellas!!! Nuestras mujeres. Ahora madres y abuelas. Belinda, Ana María, Guadalupe, Virginia. Y sobre todo a ti Lupita, que desde que te fuiste, me sigues haciendo falta.