La industria aseguradora de México podría subirse al tren de la Cuarta Transformación (4T).

Es literal. El gremio asegurador y la secretaría de Hacienda, que encabeza Carlos Urzúa, analizan cómo hacer sinergias en favor de la población de bajos ingresos.

Buscan el camino que permita combinar los programas sociales del nuevo gobierno, con los seguros de bajo costo.

Y también cómo lograr el aseguramiento integral de todos los riesgos a los que está expuesta la sociedad mexicana y debe enfrentar el gobierno mexicano.

Las empresas aseguradoras agremiadas en la Asociación Mexicana de la Industria de Seguros (AMIS) que preside Manuel Escobedo y dirige Recaredo Arias están en conversaciones con el titular de las finanzas públicas y su equipo para lograr el objetivo.

Lupa y diálogo

La industria aseguradora en México ha sido señalada por el gobierno de la Cuarta Transformación, y de entrada le fue cancelada la póliza de seguros del gobierno federal.

En breve, estaría por darse a conocer el resultado de la investigación que realiza la Unidad de Inteligencia Financiera, para determinar si la industria aseguradora incurrió en actos de corrupción en la pasada administración.

Sin embargo, el asunto ni siquiera fue tema durante la 29 Convención de Aseguradores AMIS. Por el contrario, la relación entre los representantes gubernamentales y los aseguradores aparentó estar en plena “luna de miel”.

No sólo participaron los dos más importantes funcionarios del sector, el secretario de Hacienda y el subsecretario Arturo Herrera, sino que se pudo observar que hay un diálogo intenso entre las partes.

Jóvenes asegurados

La comunicación es evidente y está enfocada en lograr sinergias entre las partes.

Una alternativa sería el programa de Jóvenes Construyendo el Futuro con el que el gobierno lópezobradorista busca capacitar a 2.3 millones de personas, entre 18 y 29 años. La idea es asegurar a los jóvenes que participan en este programa de capacitación laboral. También está en la mira el antiguo programa Prospera que ahora se denomina Becas para el Bienestar Benito Juárez, a través del cual se dotaría de seguros indemizatorios a los beneficiarios. Aplicaría ante la ocurrencia de un evento y se pagaría una suma asegurada a los beneficiarios.

Otro producto en el que se está pensando es en un seguro de vida que incluya gastos funerarios. Y es que las estadísticas revelan que la primera causa de muerte entre los jóvenes es por accidentes viales. Los afectados no necesariamente son conductores de vehículos, pueden ser ciclistas o peatones o víctimas de algún siniestro.

Adicionalmente, un tema que está en perspectiva es la posibilidad de que se destine de 8% de descuento por pronto pago que se concede a los contribuyentes que cumplen con el pago del Impuesto Predial de manera anticipada, 5% de ese total se destine para concederles de manera automática un seguro. El descuento por pronto pago sería de 3% y 5% restante para cubrir un seguro.

Fonden y microseguros

Ya en términos macro, la industria aseguradora propone que el gobierno mexicano redefina las reglas del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) y revisar la posibilidad de incluir coberturas individuales a través de los microseguros a la población vulnerable.

En cuanto a la revisión más integral de los riesgos que enfrenta el gobierno, el líder de la AMIS mantiene su intención de que el gobierno mexicano desarrolle y aplique una política de administración de riesgos para una mayor eficacia no sólo en la contratación de los seguros, sino que tenga una mayor asertividad y efectividad en la selección de los rubros por asegurar.

Ayuda, pero no resarce

Con este tipo de productos para el aseguramiento, podría coadyuvarse al aumento en la penetración de la industria con respecto al Producto Interno Bruto que por cierto, ha aumentado en los últimos años desde 1.8% a 2.3 por ciento. Sin embargo, estaría muy lejos de resarcir el monto económico que implicó la cancelación de los seguros que hasta el sexenio pasado se concedía a los servidores públicos del gobierno federal. Hay que recordar que tal cancelación representa un golpe de 8,500 millones de pesos, y para este año el impacto es de 6,500 millones de pesos.

Las pólizas de seguros para empleados del gobierno federal representaban 8% de las primas del sector asegurador.

El conjunto de los planes que se están analizando para incluir seguros a través de los programas sociales del nuevo gobierno no resarcirían el impacto económico que provocó la cancelación de los seguros a los servidores públicos.

Autos, seguro obligatorio

En cuanto al seguro obligatorio para autos, la novedad es que el propio gremio de aseguradores se puso las pilas y la cuenta con un Registro Nacional de Vehículos Asegurados, según nos cuenta el director de autos y daños de la AMIS, Carlos Jiménez.

La intención es que las autoridades cuenten con una eficiente herramienta para hacer realidad la fiscalización de la obligatoriedad y que no siga siendo “letra muerta”.

ATISBOS

¿HERENCIA? Francisco Aguirre hereda la dirección de Grupo Radio Centro a su hijo Juan Aguirre Abdó, aunque mantendrá poco más de 36% de las acciones de la compañía. La herencia incluye una empresa manchada por el color rojo de sus estados financieros con una deuda superior a los 3,000 millones de pesos, el descrédito de la propia compañía derivado del sueño convertido en pesadilla de Pancho Aguirre por haber pujado con más de 3,000 millones de pesos por una cadena de televisión, que al final no pudo reunir, más la desorganización evidente que en los últimos días la llevó a perder estaciones de radio, por no presentar la documentación correspondiente para prolongar las concesiones. Aguirre Abdó hereda un negocio muy complicado.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.